La mastitis es una inflamación del tejido mamario que, a veces, conlleva una infección. La inflamación provoca dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento en los pechos. Es posible que también tengas fiebre y escalofríos. La mastitis comúnmente afecta a las mujeres que está amamantando (mastitis asociada con la lactancia). Pero esta puede ocurrir en las mujeres que no están en período de lactancia y en los hombres. La mastitis asociada con la lactancia puede provocar que sientas que ya no tienes leche, lo que dificulta el cuidado del bebé. A veces la mastitis puede ocasionar que la madre destete al bebé antes de lo deseado. Pero continuar con la lactancia, incluso mientras se toman antibióticos para tratar la mastitis, es lo mejor para ti y el bebé.

Síntomas

Mastitis

Causas
La leche que queda retenida en la mama es la causa principal de la mastitis. Otras causas incluyen las siguientes:
Obstrucción del conducto mamario. Si la mama no se vacía completamente en cada toma, se puede obstruir uno de los conductos mamarios. La obstrucción hace que la leche regrese, lo que genera una infección mamaria.
Bacterias que ingresan en la mama. Las bacterias de la superficie de la piel y de la boca del bebé pueden ingresar en los conductos mamarios a través de una grieta en la piel del pezón o una abertura en el conducto mamario. La leche estancada en una mama que no se vacía se convierte en un caldo de cultivo para las bacterias.
Factores de riesgo

Mastitis

Complicaciones
Una mastitis que no se trata adecuadamente o que se produce por un conducto bloqueado puede provocar una acumulación de pus (absceso) en la mama. Por lo general, un absceso requiere un drenaje quirúrgico.
Para evitar esta complicación, habla con el médico apenas desarrolles signos o síntomas de una mastitis.
Prevención

Mastitis

Diagnóstico
El médico te hará un examen físico completo y te preguntará acerca de tus signos y síntomas. El cultivo de leche materna ayudará al médico a determinar cuál es el mejor antibiótico para ti, especialmente si tienes una infección grave. El cáncer de mama inflamatorio, un tipo de cáncer de mama poco común, también puede causar enrojecimiento e inflamación que al principio puede confundirse con mastitis. El médico puede recomendarte una mamografía, una ecografía o ambos estudios. Si tus signos y síntomas persisten aún después de completar un ciclo de antibióticos, puede ser necesario realizar una biopsia para descartar cáncer de mama.
Tratamiento
El tratamiento de la mastitis podría implicar lo siguiente:
Antibióticos – Analgésicos
Es seguro continuar la lactancia si tienes mastitis. De hecho, la lactancia ayuda a eliminar la infección. Es probable que los signos y los síntomas empeoren si dejas de amamantar de golpe a tu bebé.

Mastitis

Algunas medidas para aliviar el malestar
Evita que las mamas estén demasiado llenas de leche durante un tiempo prolongado antes de amamantar – Aplica compresas frías o compresas de hielo en las mamas después de amamantar – Usa un sostén que brinde una buena sujeción – Descansa todo el tiempo que sea posible
Habla con tu médico
Consulta con tu médico si tienes síntomas en las mamas que te preocupan. En caso de problemas relacionados con la lactancia, es posible que te deriven a un asesor en lactancia.