Por Facundo Pedrini

La cuarentena es contundente: Somos la última vez que el otro nos vio.
Quedamos congelados en el contrafrente
que da al pulmón del edificio de los encerrados, llenos de lugares comunes bloqueados y sin un lavadero con paredes descascaradas para ir a fumar o a putear por la falta de fuga.

Sanar no es un verbo de ida.
«Te cuida el Estado, no el mercado»
Dice la Placa Roja.
El Estado para prevenir, rescatar, atender y acompañar incluso a los que reniegan del Estado como la manga de un smoking que espera el as del antídoto y por ahora solo tiene consigna: #yomequedoencasa.


Los aparatos del gobierno alimentan el mismo loop moral: no hay nada mejor que casa, mientras los condenados a la precariedad explotan en pedazos siempre en otra película. Hay interiores que solo tienen dengue, hacinamiento, hambre y demonios no registrados. Para ellos, adentro es insoportable. Una olla a presión absoluta que expone en fila todas las faltas y delitos. Para ellos, esta es una de las tantas condenas invisibles que son para siempre. Mientras  tanto, el gobierno abre fuego frente a quilombos monotemáticos: primero fue la pobreza, despues la deuda, ahora el coronavirus.

La batalla económica da pie
a la batalla sanitaria.
El bardo siempre llegó de a uno
y plantea una rivalidad:
Plata o Crisis.
Patria o virus.

La guerra contra el aire lleva 5 muertos, el útimo falleció en Mar del Plata. Se trata de un hombre de 71 años que había llegado de España y estaba internado desde el 9 de marzo en la Clínica 25 de Mayo. Ya son 301 infectados. Mas de 8500 detenidos por violar la cuarentena y kilometros de autos yendo a la costa porque creen que todo se arregla con guita: Hay mas boludos que infectados.

Mientras el mundo decide a quien salvar y a quien no, el gobierno reaccionó rapido:  El fundamento de la cuarentena no es el encierro sino la cooperación y para salvarse, el Estado Argentino apela a la comunidad: amplia la cuarentena hasta mediados de Abril, prolonga la suspensión de clases y prepara plan de contingencia con contenidos educativos. Suspenden el cobro de servicios por 3 meses. Bono extra de $10 mil para monotributistas y trabajadores informales. Y prohibe exportar respiradores a las tres empresas que los fabrican en Argentina, haciendo que Roche le done todos los reactivos que había comprado.

En el debe quedan las 3 empresas que tienen el oligopoio de la venta de carbopol para elaborar alcohol en gel: Quetzal Química, Quantum Química y Brenntag; que pasaron de pedir 15 dolares el kilo de carbopol en una semana a 35: Ojalá manden en cuarentena a las empresas que remarcan precios. Patria o virus.