El presidente chileno anunció la licitación pública de la red 5G nacional que permitirá duplicar la velocidad de conexión y evitar que la red colapse en momentos críticos

El pasado viernes el presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció el inicio del proceso de licitación pública de la red 5G nacional, la generación más nueva de redes inalámbricas, más rápida y más eficiente que sus anteriores 3G y 4G, convirtiendo al país en el primero de Latinoamérica con este tipo de conectividad.

Según explicó, las concesiones se harán a las firmas que ofrezcan las mejores condiciones técnicas y su aplicación comenzará en aquellos sectores esenciales como la salud, la educación, el transporte o el control de desastres naturales. Asimismo, planificó duplicar en un período de cinco años la cantidad de antenas desplegadas, pasando de las actuales 30 mil existentes a cerca de 60.000 en total.

Por otro lado, agregó que el despliegue de la futura red impulsará inversiones entre US$2.650 millones y US$ 3.000 millones en infraestructura y que la entrada se hará mediante tendido de fibra óptica nacional al cable submarino que el país impulsa para conectarse con Asia y Oceanía

«En Chile estamos atrasados, no estamos avanzando con la velocidad que se requiere. Queremos dar un gran salto adelante e incorporar a Chile al mundo de la tecnologías 5G», sostuvo.