Amnistía Internacional, una de las principales organizaciones de derechos humanos a nivel global, informa que Facebook y Google representan una amenaza sistemática sin precedentes para los derechos humanos. Amnistía tiene la preocupación a partir de la “vigilancia generalizada” de las empresas. La organización advierte sobre lo que llaman “vigilancia omnipresente de miles de millones de personas” y pide por una “transformación radical del núcleo del modelo comercial de los gigantes de la tecnología”.

Facebook y Google los principales apuntados.

A pesar de que Google y Facebook no cobran por sus servicios, los usuarios pagan con su información personal y apuntan al escándalo de Cambridge Analytica como prueba de la información siendo usada en contra de los usuarios. Amnistía pide a los gobiernos que revisen el “modelo empresarial basado en la vigilancia” a través de leyes de protección de datos. Tanto Amazon y Microsoft han adoptado una versión de este modelo de negocio pero en menor escala.

“Google y Facebook redujeron nuestra privacidad con el tiempo. Ahora estamos atrapados. O bien debemos someternos a esta maquinaria de vigilancia generalizada, donde nuestros datos son fácilmente utilizados para manipularnos e influenciarnos, o renunciar a los beneficios del mundo digital. Esta nunca puede ser una elección legítima”.

Declaraciones de Kumi Naidoo, Secretario General de Amnistía Internacional.
La respuesta del vocero de Facebook al respecto fue la siguiente:

“Estamos completamente en desacuerdo con el informe de Amnistía Internacional. Facebook permite que personas de todo el mundo se conecten de maneras que protegen su privacidad, incluso en países menos desarrollados a través de herramientas como Free Basics. Nuestro modelo de negocio permite que grupos como Amnistía Internacional (quienes actualmente publican anuncios en Facebook) se comuniquen con sus seguidores, recauden dinero y avancen con su misión”.