Fernán Quirós se refirió a la nueva cepa de Covid-19, la 20A.EU1, que se expande por Europa

Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, mencionó hoy durante la conferencia de prensa con el parte periódico a la nueva cepa de Covid-19 que se extiende en Europala 20A.EU1, y advirtió cómo se puede evitar su propagación en la Argentina y qué medidas de prevención se pueden adoptar desde ahora.

Quirós sostiene que la experiencia europea tiene que ser una experiencia de aprendizaje para nosotros. Las tres cuestiones que se dejaron de tener en cuenta en el Viejo Continente fueron «la intensidad de las políticas públicas para la prevención, rastreo, testeo y detección de la enfermedad»; el «aprendizaje ciudadano»; y «el comportamiento social», planteó.

«Durante el verano europeo, se perdieron los tres componentes que habían hecho bajar la primera curva de contagiosidad», explicó Quirós, en el marco del reporte diario de la situación sanitaria en la Ciudad, al ser consultado sobre los motivos del aumento en el Viejo Continente.

Quirós volvió a señalar la importancia de la distancia de un metro y medio, el uso de barbijo, el lavado de manos, mantener reuniones en lugares abiertos, o en lugares cerrados muy bien ventilados, con poca gente y con el uso del barbijo.

Durante el verano europeo, se perdieron los componentes que habían hecho bajar la primera curva de contagiosidad. Se dio con tanta virulencia esta segunda ola de la enfermedad en países que actualmente atraviesan el otoño y con gran cantidad de casos.

En relación al tercer componente, Quirós explicó: «las políticas públicas bajaron su intensidad; la ciudadanía había tenido una falsa sensación de finalidad del problema y perdió la capacidad de cuidarse de los súpercontagios, y hubo un cambio de la dinámica social por el contexto de las vacaciones y los comportamientos de la juventud que hizo que el virus encuentre otros canales de circulación».

Quirós luego se detuvo en aclarar la importancia de considerar los llamados «supercontagios» y mencionó que se trata de los más peligrosos, los que elevan la curva de contagiosidad: «es cuando un pequeño grupo de los enfermos contagia a un gran número de los nuevos enfermos y los enfermos actuales se contagian poco». Dijo que esto usualmente «se da en encuentros en lugares cerrados donde la gente está mucho tiempo».

Quirós destacó que «si la mayoría de la gente» en la Argentina «piensa que no se quiere cuidar, el rebrote es inevitable. Queremos sostener un verano donde la gente disfrute sus vacaciones«, aseguró. Para ello, hay que seguir enfocados en un pequeño puñado de cosas, las medidas de prevención, el uso del barbijo, mantener distancia y el lavado de manos.