Un grupo de esquiadores se grabó en la base del Cerro Chapelco. En el video, todos están sin barbijo y sin respetar el distanciamiento social.

Ninguno tiene barbijo ni respeta el aislamiento social. La justicia interviene de oficio.

Sol, nieve y cerveza. Soñada postal en una tarde soleada de invierno en San Martín de los Andes. Un grupo de esquiadores decidió grabar un video hace algunos días en la base del Cerro Chapelco. Allí, los protagonistas aparecen sin respetar el distanciamiento social y sin barbijo. Tras la viralización del material, recibieron un fuerte repudio por parte de la gente del lugar.

«Coronavirus, no te tenemos miedo» dice uno de los involucrados al son de la música, mientras se lo ve bailar. A raíz de la difusión de las imágenes, que habrían sido tomadas el fin de semana del 22 y 23 de agosto, intervino la Justicia neuquina, quien empezó a investigar de oficio.

«Lucho… Quiqui, se dieron cuenta que en Europa y San Martín de los Andes ya no hay cuarentena», dice entre risas otro hombre, mientras las personas que lo rodean festejan mostrando una botella de cerveza.

Según trascendió, los protagonistas del video serían vecinos de Neuquén Capital y habrían llegado a San Martín de los Andes con un permiso especial para el cuidado de un adulto mayor.

En diálogo con el medio La Mañana de Neuquén, el fiscal Fernando Rubio, de la fiscalía de San Martín de los Andes, comentó que el hecho se trataría de «un delito», ya que en principio «no habría un cumplimiento de las políticas sanitarias vigentes» por la emergencia sanitaria vigente que se vive en el país y la provincia debido al coronavirus.

Además, Rubio agregó: «queremos determinar que quienes no tienen domicilio en San Martín de los Andes, cómo hicieron para llegar a esta localidad«. El fiscal indicó que fueron identificadas y notificadas siete personas de las que aparecen en el video, dos de ellas de la capital provincial.

Mediante la resolución 0060/2020, se le prohibió al local gastronómico ubicado en la base del Cerro Chapelco volver a abrir sus puertas por el incumplimiento a los protocolos y las medidas sanitarias. Además, se le aplicó una multa de 200.000 pesos al lugar. Desde la municipalidad de San Martín de los Andes confirmaron que los controles sobre la aplicación de los protocolos se hace habitualmente en horarios rotativos. Se evalúa si le cabe alguna sanción a la concesionaria del Cerro.