La fiscalía y la querella apelaron hoy la excarcelación del cantante de cumbia Elián Valenzuela, conocido como L-Gante.

Este martes, el Juzgado de Garantías número 2 de Moreno, hizo lugar al pedido del abogado del cantante L-Gante y ordenó su excarcelación en la causa en la que está imputado por los delitos de “amenazas” y “privación ilegítima de la libertad”, aunque iba a seguir detenido por 48 horas.

Si bien la medida fue tomada a pedido de la defensa del artista, el beneficio contemplaba la posibilidad que tanto la fiscalía como el particular damnificado apelaran, y fue así que este jueves, tanto el fiscal Raúl Villalba, como la querella, integrada por los abogados Leonardo Sigal y Pablo Becerra, presentaron el recurso que tendrá que resolver la Cámara de Apelaciones.

Para la fiscalía, es “errónea” la decisión del juez de Garantías Gabriel Castro porque aún persisten “los peligros procesales” para otorgar la libertad al cantante quien sigue detenido en la DDI de Quilmes.

La resolución de la excarcelación emitida el martes tiene 14 páginas, entre las cuales aparece la fianza impuesta al músico que es de 20 millones de pesos, y también aparece la obligación de presentarse al Juzgado una vez al mes y la prohibición de salir del país sin la autorización de la Justicia. Además, no podrá acercarse a las víctimas ni tener cualquier otro tipo de contacto con ellos.

L-Gante fue detenido hace tres semanas y justo el martes pasado el magistrado dispuso atenuar los cargos que enfrenta: le quitó al delito de amenazas los agravantes de haberse cometido con arma de fuego y contra un miembro de un poder público.

Para el juez Gabriel Castro, “al tratarse de una mera réplica y no poder cumplir con la función propia del aditamento que pretendía emular, a lo cual he de sumar que tampoco fue utilizada en forma impropia, no se advierte motivo para señalar que estamos ante el concepto de `arma`”.

En esa resolución, también se rechazó la excarcelación ordinaria, pero le dejó la puerta abierta a la extraordinaria, algo que finalmente otorgó el juez Castro, más allá que seguirá detenido.

El músico de la cumbia 420 fue detenido el pasado 6 de junio tras ser imputado por “privación ilegítima de la libertad en concurso ideal con amenazas coactivas” a raíz de la denuncia de un empleado municipal; por “privación ilegítima de la libertad simple en concurso ideal con amenazas simples”, como consecuencia de la declaración de una vecina; y por “tenencia simple de estupefacientes” debido a los 40 gramos de marihuana que encontraron durante el allanamiento en su casa ubicada en el country del Banco Provincia.

El 27 de mayo pasado amigos del cantante salieron de bailar de un boliche de General Rodríguez y varios integrantes de la denominada “MaFilia” tuvieron un altercado con un grupo, entre los que había un empleado municipal vecino del barrio porque uno de ellos casi atropella a una mujer, quien fue la otra denunciante en el caso.

Personal de la Guardia Urbana de Protección Ciudadana del Municipio de General Rodríguez demoró a los amigos de L-Gante y cuando el músico se enteró de lo sucedido con sus amigos, decidió actuar por su cuenta.

El músico “tomó al empleado municipal, le apuntó con una pistola, lo obligó a subir a su coche y se lo llevó”, según adujo la víctima en la denuncia.

Luego, condujo unas pocas cuadras dentro del barrio Bicentenario, hasta que halló y amenazó a la segunda víctima para que ingrese a su auto, “en pos de aclarar la situación relacionada con sus amigos a la salida del local bailable”.

De acuerdo a la denuncia, el músico los retuvo por 20 minutos y habría dicho: “Si no sueltan a mis amigos, no los suelto a ustedes”.

Cuando L-Gante se enteró de que sus amigos “habían sido sólo identificados sin tomarse decisión de restricción de su libertad”, dejó descender de su vehículo a las personas que retenía.

La denuncia fue corroborada luego por decenas de cámaras de seguridad, por la geolocalización de los teléfonos celulares y por la declaración de los policías, otros testigos y familiares de las víctimas.

Con la prueba reunida, la fiscalía solicitó la detención de Valenzuela ante el Juzgado de Garantías 2, que convalidó el pedido y dispuso los allanamientos.

En los operativos secuestraron el auto BMW, tres réplicas de armas de fuego, cinco teléfonos celulares iPhone y 40 gramos de marihuana.