Ocurrió frente a la Jefatura de Policía Distrital de Villa Gesell: los jóvenes que fueron mezclados con los acusados de matar a Fernándo Báez Sosa habían sido reclutados por la Bonaerense

La camioneta policial se incrustó en la arena y los pasajeros tuvieron que empujarla, durante todo el día, efectivos policiales trasladaron varias tandas de muchachos a la Secretaría de Seguridad municipal para comenzar desde muy temprano las ruedas de reconocimiento para determinar quienes fueron los asesinos de Fernando Baez Sosa y que hizo cada uno esa noche.


Para este proceso, se recluta una serie de ‘extras’ (jóvenes con características físicas similares) que se intercalan con los acusados para que los testigos los reconozcan en distintas rondas.

La imagen, tomada por el periodista Tomás Rivas y difundida en Twitter, recorrió velozmente las las redes sociales. Sin embargo, el dato que más llamó la atención fue la frase que exclamaron los chicos mientras intentaban desencajar el vehículo: «¡Vamos los Pumas!».

Mientras tanto, en Recoleta se está llevando a cabo la marcha del silencio para pedir justicia por Báez Sosa. Familiares y amigos de la víctima hablaron frente a la multitud que se convocó de manera espontánea y reclama una pena ejemplar para los responsables.