El papa Francisco, de 84 años, recibió hoy la vacuna de Pfizer-Biontec contra el coronavirus, en el primer día de la campaña de inmunización entre habitantes y empleados del Vaticano.

El diario italiano Il Messaggero informó que el Papa Francisco fue vacunado hoy  contra el coronavirus con la vacuna de Pfizer-Biontec y que en los próximos días también será vacunado el papa emérito Benedicto XVI, de 93 años.

La Dirección Sanitaria y de Higiene de la Ciudad del Vaticano había adelantado que se habían reservado cerca de 10.000 vacunas de la compañía farmacéutica Pfizer y las primeras dosis llegaron el martes.

La vacunación en el Vaticano abarcará en principio a cerca de 3.000 empleados y familiares, y a 800 residentes.

«Creo que éticamente todo el mundo tiene que vacunarse. Es una opción ética porque concierne a tu vida pero también a la de los demás», había anticipado Francisco en una entrevista.

El Papa había sido hisopado con resultado negativo en diciembre último luego de que contrajeran coronavirus dos cardenales cercanos al Sumo Pontífice: el limosnero Konrad Krajewski y el presidente de la gobernación vaticana, Giuseppe Bertello.

El Papa Francisco es una persona considerada parte de los grupos de riesgo, no solo por su edad sino porque a los 21 años, en 1957, le extirparon una parte del pulmón derecho debido a una infección, según su biógrafo Austen Ivereigh.

La semana pasada, el médico personal del papa, Fabrizzio Socorsi, de 78 años, quien padecía cáncer, murió tras haberse contagiado de Covid-19.

Soccorsi estaba internado en el hospital Agostino Gemelli de Roma desde el 26 de diciembre por una patología oncológica, pero la causa del fallecimiento se debió a la complicación de una pulmonía provocada por el Covid-19.