Ocurrió en la playa Villarino de la Península Valdés, turistas que se encontraban en el lugar denunciaron el hecho

Un lobo marino, que había quedado atrapado de una red que habían tirado unos pescadores, fue asesinado a golpes. Ocurrió en playa Villarino, al norte de la Península Valdés. El hecho fue observado por un grupo de turistas que realizaron la denuncia en la comisaría de Puerto Pirámide. 

El ministro de Turismo y Áreas Protegidas de la provincia, Néstor García, explicó que «circunstanciales veraneantes observaron la violenta acción de cómo golpeaban hasta matar al animal con un palo porque el lobo se quedó enredado y aparentemente querían que salga de allí para no perjudicarlos en la faena».

El funcionario, adelanto que las imágenes fueron captadas por teléfonos celulares y serán incorporadas a la causa judicial.

«Tal como lo establece la legislación vigente se caerá con todo el peso de la ley y no nos temblará el pulso para quitarle el permiso de pesca al pescador artesanal que haya cometido semejante aberración», añadió.

Según la declaración del turista explicó que «junto a mi grupo familiar pasamos el día en la playa denominada Villarino, en la Península Valdés, donde se encontraban pescando varias embarcaciones una de ellas a remo con tres ocupantes que se encontraban tirando la red sobre la costa».

«Siendo aproximadamente las 17 me puse a observar la maniobra que realizaban y en un momento dado se acerca un lobo marino hacia la red en la que se quedó atrapado», agregó.

«Se observó claramente como un hombre mayor de barba blanca con una wader (equipo impermeable) color negro toma un palo de grandes dimensiones del bote y le da entre tres y cinco golpes en la cabeza al lobo matándolo de forma indiscriminada» declaró.

El denunciante dijó que «en la costa, además de mi persona, se encontraba un grupo de jóvenes que observaron lo sucedido y los empiezan a increpar, lo filman y lo fotografían incluso el vehículo en el cual habían traído la embarcación».

Finalemnte resaltó: «Ante la incomodidad que le generaban el cuestionamiento de los jóvenes deciden cambiarse de playa y se van remando a otra mientras que la persona que efectuó los golpes al lobo se bajó de la embarcación y lo hizo caminando por la playa».

Luego de presentada la denuncia, el presunto atacante, de 71 años, fue detenido cuando pasaba en su camioneta por el puesto de control El Desempeño, ubicado en el acceso a Península Valdés. Iba acompañado de dos jóvenes de 23 años.