Starlink volverá a verse mañana martes en el cielo a partir de las 4.36 a 20 horas.

Starlink es un proyecto de la compañía aeroespacial SpaceX para llevar internet a las partes más remotas del planeta. La primera vez que se vio a estos satélites artificiales en el cielo de nuestro país fue el domingo, cerca de las 21 horas.

Starlink

El espectáculo, que muchos describieron en las redes como un «tren de satélites» volando por el cielo, se volverá cada vez más habitual: se trata de Starlink, el proyecto de la empresa aeroespacial de Elon Musk para llevar llevar internet de alta velocidad a las partes más remotas del planeta.

Según la página Findstarlink, los satélites pudieron observarse en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores el domingo a las 4:59, por alrededor de cuatro minutos, y de nuevo a las 20:55 y a las 21:14, por otros 4 y 6 minutos. La semana pasada, la compañía aeroespacial había puesto en órbita otros 120 satélites para su red de internet.

La empresa ya cuenta con más de mil satélites en el espacio. Fue el cuarto lanzamiento realizado por SpaceX en lo que va de 2021 y el número 17 de la serie Starlink. Cuando esté completa, se espera que la red cuente con 1.440 satélites en total. Starlink podría llegar a la Argentina.

A fines de enero se confirmó que el proyecto de internet satelital de alta velocidad arribará primero en Chile y luego prepara su desembarco en la Argentina, luego de conseguir una licencia del Enacom para operar como proveedor en el país.

Starlink

La resolución 1291/2020, publicada a fines de diciembre en el Boletín Oficial, autoriza a la compañía de Elon Musk «para la prestación de Servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, sean fijos o móviles, alámbricos o inalámbricos, nacionales o internacionales, con o sin infraestructura propia».

Según el documento, el Estado le exige a la compañía -registrada bajo el nombre Tibro Netherlands– el cumplimiento de una serie de condiciones antes de iniciar las operaciones, entre las que se destacan la «debida atribución de las bandas de frecuencias de operación del sistema Starlink».

También la finalización del «proceso de coordinación y notificación internacional del sistema de satélites» y la «coordinación de dicho sistema de satélites con las redes de satélites» de la Argentina. Y «no presupone la obligación del Estado de garantizar la disponibilidad de frecuencias del espectro radioeléctrico y/o recursos de numeración y señalización para la prestación del servicio inscripto».

Starlink

En Chile, en tanto, la llegada de Starlink está más avanzada: la empresa estadounidense ya inició los trámites ante el ente regulador para la construcción de 7 estaciones terrestres. Una estará en Santiago y las otras 6 en el sur del país.

El objetivo de esta red es proveer internet veloz a lugares remotos y poco conectados de la Tierra, y también a barcos y aviones. El servicio ya comenzó a operar en su beta pública en Estados Unidos y Canadá, pero a un precio muy elevado: el precio mensual es de 99 dólares más los 499 dólares del kit de instalación.