Jorge Bedouret puso en duda la intervención quirúrgica del joven de 20 años quien fue golpeado días atrás en Rosario. También denunció “aprietes” al fiscal.

Luego que familiares de los detenidos por la agresión a Tiziano Gravier, el hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier, salieran al cruce de la Justicia por considerar excesiva la prisión preventiva por 90 días, el caso sumó una nueva polémica. Fue a partir de que el abogado de los agresores puso en duda la operación de la víctima para acomodar su mandíbula.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 

“Yo vi fotos después de la operación que son muy llamativas. La victima está sentada en una cama, semidesnudo, no tenía ninguna marca en el cuerpo, ni cicatriz de cirugía, tampoco estaba vendado”, dijo Jorge Bedouret en diálogo con Cadena 3 Rosario.

En esa línea, el letrado aseguró que no tiene en sus manos un informe médico con los detalles del cuadro de salud de Gravier. Y fue más allá al preguntarse si “había realmente una fractura” tal como se difundió desde un principio. “No lo se”, respondió.

Las dudas del abogado fueron tras la difusión de la primera foto del joven internado tras la golpiza. Allí se lo ve acostado sobre la cama de la clínica donde fue intervenido junto a su madre.

¿ Fiscal “apretado”?

Pero el voltaje de las declaraciones del abogado no se limitó. Después de poner en duda el cuadro médico y la operación del adolescente de 20 años también deslizó que el fiscal de la investigación estaría recibiendo presiones para actuar.

“En cualquier causa la audiencia se da mucho después. No puede ser que el fiscal este sometido a 90 llamadas de funcionarios públicos, judiciales algunos, ejecutivos de Buenos Aires y Santa Fe otros”, lanzó respecto de la actuación del representante del Ministerio Público Rodrigo Santana.

Además, dijo que el funcionario “largó todo y se puso con esto” y que “el fiscal y el juez se pusieron de acuerdo”.

Los dos hombres que atacaron a Tiziano Gravier

El 10 de junio pasado, la Justicia ordenó la detención de los dos acusados por la agresión ocurrida en Rosario hace 10 días. Estarán en la cárcel por 90 días, algo que despertó el rechazo de los familiares.

Incluso, el abogado Bedouret afirmó que “vamos a apelar y a pedir muchas cosas más que no puedo adelantar”. El objetivo, disminuir el peso de las medidas judiciales contra los dos detenidos.

La respuesta de la familia

Tras las declaraciones del abogado, este medio se puso en contacto con los familiares de Tiziano quienes dijeron que “con respecto a la fractura, le aconsejo (al abogado) pedirle la opinión a los médicos, sea del sanatorio Británico en Rosario como en el Austral”.

Desde el ámbito familiar señalaron a PERFIL que ya dieron un parte médico y que el abogado Bedouret lo tendrá a disposición en caso de solicitarlo.

Más allá de eso, desde la familia Gravier-Mazza explicaron que están concentrados en la recuperación del adolescente que “recién empieza”. Y agregaron: “Cómo todos sabemos, ahora viene una parte difícil que no se ve pero que no es menor que es la parte psicológica, respecto del trauma que te deja un ataque como el que sufrió”.