Los trabajadores precarizados de reparto y call center aseguran que la pandemia agravó su situación y piden mejores condiciones laborales

La red de Trabajadores Precarizados marchó este viernes desde el Obelisco hasta el Ministerio de Trabajo en reclamo por mejores condiciones laborales. Selma Saeg, integrante de la Red asegura: «La pandemia aceleró una situación que ya existía, una crisis que veníamos empujando«. Mientras tanto a las 14hs los recibió en el Ministerio, Javier Bogani, subsecretario de promoción del Empleo para escuchar los reclamos de los distintos rubros que integran la organización

«Los trabajadores de reparto tienen que pedalear diez horas para lograr un sueldo básico, que es arbitrario y depende constantemente de la demanda» informó Saeg, que sostuvo a su vez que el reclamo principal es la mejora de las comisiones que hasta el momento solo son del 10% del pedido

Por otro lado, también se reclama por la falta de insumos sanitarios para los trabajadores que se encuentran expuestos al riesgo. «Las APPs de reparto hicieron una campaña para mostrar cómo garantizaban la seguridad en las entregas, sin embargo, la mayor parte de los y las trabajadoras tienen que comprarse sus propios barbijos, máscaras y alcohol en gel» explica Saeg quien trabaja en un Call Center de Edesur y añade que «al no ser una actividad regulada, tampoco hay un registro de la cantidad de repartidores que trabajan«

En la reunión además de solicitar insumos sanitarios básicos para enfrentar al coronavirus, pedirán la regulación de la actividad, también contar con ART y obra social. «Para el trabajo en casa también necesitamos insumos básicos» contó Saeg y agrega que «pagar los servicios de conectividad, el alquiler, los consumos durante el horario de trabajo y todo lo que implica estar en casa, no es viable con los sueldos bajísimos que cobramos»

Saeg contó que las trabajadoras de los Call Center también se movilizaron para pedir mejores condiciones laborales. En ese sentido informó: «Tengo compañeros que comparten la computadora con sus hijos, que tienen que hacer las tareas del colegio online, y mientras tanto se hacen cargo de sus padres, que son personas mayores y no pueden salir» y advirtió que «así, las jornadas de trabajo se extienden muchísimo y no ayudan a mejorar el contexto que de por sí es difícil»

En la reunión además hablarán sobre el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) donde reclamarán por aquellos que aún no pudieron cobrarlo. Además propondrán un aumento del mismo de 10 mil a 30 mil pesos. «Que el dinero salga de las empresas que nos precarizan» insistió Saeg