Se trata de Leandro Martínez, de 41 años, quien reside en el country Preston, de la localidad de Francisco Álvarez, y que se desempeñaba como gerente de una empresa dedicada a la elaboración de pigmentos. Se encuentra prófugo desde el 10 de enero pasado.

La nena , de 12 años, sufría vejámenes y decidió filmarlos. De acuerdo con el abogado de la familia de la niña, Juan Pablo Gallego, se emitió una orden de detención contra Martínez el pasado 10 de enero, luego de que los padres de la menor aportaran una «prueba irrefutable», al hacer alusión al video filmado por la víctima.

Gallego indicó, en declaraciones publicadas por Infobae, que se trata de un video que muestra a Martínez manoseando a la niña delante de su propio hijo. La niña, que sufría en forma frecuente de abusos por parte del hombre que es esposo de una prima de su padre, logró llevarlo a su habitación, donde había cámaras de seguridad, al prever que iba a volver a ser atacada.

«El video muestra una situación increíble. El matrimonio, que decidió colocar cámaras por seguridad, se terminó encontrando con el horror. Era algo que venían sospechando y se terminó confirmando con la filmación. Es una prueba contundente y que casi sin quererlo la nena la aporta», sostuvo Gallego.

La niña le reveló a su abusador que estaba siendo filmado, por lo que le apretó el cuello y salió del lugar ofuscado, según se puede ver en el video. El letrado dijo que su impresión es que el hombre buscado «está muy bien asesorado», ya que, entre otras cuestiones, no usa su teléfono y se cubre de las cámaras de los peajes. El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 11 del Departamento Judicial de Morón