Según rumores, los nuevos motherboards basados en B550 y A520 dejarían de utilizar las líneas PCI-E 4.0 internas de los procesadores Ryzen 3000. Tendrían soporte a PCI-E 4.0 en el puerto PCI-E x16 superior, y en un M.2 x4. El resto de los puertos ofrecerán la conectividad PCI-E 3.0 ofrecida por el chipset.

Los primeros productos llegarían en los próximos 3 meses y no a mitad de año como originalmente se anunció.