Ushuaia es una ciudad turística de Argentina. Se ubica en el archipiélago de Tierra del Fuego, el extremo austral de Sudamérica, apodado el “Fin del Mundo”. Esta ciudad con mucho viento, ubicada en una escarpada colina, está rodeada de los montes Martial y el canal Beagle. Es una vía de acceso a los cruceros hacia la Antártida y a los recorridos cerca de la Isla Yécapasela, conocida como la “Isla Pingüino” por sus colonias de esta especie.
El Museo Marítimo y del Presidio, ubicado en una antigua prisión, relata la historia de Ushuaia. El Museo del Fin del Mundo exhibe herramientas de tribus indígenas, como los yámanas, y proyecta películas sobre la historia y la naturaleza. Al oeste, a lo largo de la frontera con Chile al final de los Andes, el Parque Nacional Tierra del Fuego tiene diversos senderos de excursión. El Ferrocarril Austral Fueguino o “Tren del Fin del Mundo”, originalmente construido por convictos a comienzos del siglo XX, transita desde el oeste de Ushuaia hasta el parque. Los montes Martial ofrecen esquí de descenso y a campo traviesa. Los paseos en bote por el canal Beagle visitan el faro cercano Les Eclaireurs, que se abrió en 1920.
Museo del Fin del Mundo

El Museo del Fin del Mundo es un museo localizado en la ciudad de Ushuaia, en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, República Argentina. Desde mayo de 2008, el Museo del Fin del Mundo de la ciudad de Ushuaia cuenta con dos sedes: la tradicional de la Avenida Maipú 173, entre Rivadavia y Antártida Argentina y el edificio de la Antigua Casa de Gobierno y Residencia del Gobernador, sobre la misma calle, pero en el N° 465. En 1983 a partir del decreto N°2706, se reconoce la significancia histórica del edificio de la ex-legislatura provincial y se la declara Monumento histórico Nacional.

Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia

Los invitamos a caminar por los pasillos estrechos, asomarse a las celdas para imaginar cómo habría sido la vida en la cárcel. Los condenados más peligrosos del país perdían su nombre por un número. Atravesar las puertas del Pabellón histórico es dar un paso atrás en el tiempo.
Algunos alcanzaron gran notoriedad como el múltiple homicida Mateo Banks al que llamaban “el místico” o Cayetano Santos Godino tristemente conocido como “el petiso orejudo” y el anarquista Simón Radowitsky. Puertas adentro, se imponía una severa disciplina. Los que tenían buen comportamiento realizaban trabajos fuera del edificio como la explotación forestal en los bosques al que llegaban en el tren desde el centro de la ciudad. A través de los talleres, los presos cubrieron todas las necesidades de la incipiente ciudad. Construyeron las calles, los puentes y edificio públicos y en el presidio funcionó la primera imprenta, el teléfono, la electricidad, entre otros servicios esenciales.

Faro del Fin del Mundo en Ushuaia

El Faro del Fin del Mundo en Ushuaia, conocido también como el Faro de San Juan de Salvamento, es el faro argentino de mayor antigüedad y el primero en la historia que fue construido en aguas australes. Aunque fue construido en el año de 1884 no fue sino hasta 1905 en donde se hizo conocido como el Faro del Fin del mundo gracias a la novela de Julio Verne que lleva dicho título. En ese entonces servía como referencia de que la embarcación está ingresando a lo desconocido, la Antártida. Este monumento arquitectónico se ubica a cerca de 250 kilómetros de Ushuaia, ciudad capital de la provincia de Tierra del Fuego, exactamente en una bahía perteneciente a la Isla de los Estados.

Tren del Fin del Mundo

El Ferrocarril Austral Fueguino (FCAF) o Tren del Fin del Mundo es una línea férrea de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur en Argentina, que conecta el Parque nacional Tierra del Fuego con las cercanías de la ciudad de Ushuaia, conectando tres estaciones al oeste de la ciudad. Es el ferrocarril en funcionamiento más austral del mundo. Su antecesor, el tren de los presos, comenzó a funcionar en 1909 hasta 1952, pero luego, la empresa Tranex Turismo S.A. decide revivir la leyenda creando el famoso Tren del Fin del Mundo, el cual hace los últimos 8 kilómetros del recorrido original (antiguamente eran 25 km). La trocha del Tren del Fin del Mundo es de 500 mm, 100 mm menos que la original. En sus comienzos sirvió como medio de transporte de mercancías de la Prisión Nacional de Ushuaia, concretamente para leña. En la actualidad, este ferrocarril está dedicado al turismo en el Parque nacional Tierra del Fuego y es la vía férrea más austral del mundo.

Laguna Esmeralda

Preparado para conocer uno de los paisajes escondidos más hermosos del planeta? Realiza una Caminata a Laguna Esmeralda y prepárate para descubrir este lugar maravilloso en Ushuaia. Es una actividad con una gran recompensa, que no requiere de un gran esfuerzo. En el camino, tendrás que atravesar bosques, turbales (humedales) y arroyos, rodeados por los imponentes picos de los cerros. Tras 2 horas de caminata, con paradas para reponer energías, llegarás a las orillas de Laguna Esmeralda. Una fabulosa laguna de color verde, entregando un extrañoespectáculo natural donde el guía/fotógrafo, capta las mejores postales para tu recuerdo.