El DeLorean DMC-12 se convirtió en un ícono del mundo automotriz gracias a “Volver al futuro”. Sin embargo, en el mercado no había triunfado. Gracias a un aval del gobierno de Estados Unidos, se comenzaría a fabricar nuevamente.

La gran mayoría de los amantes del cine (que son muchos) si les nombran la película “Volver al Futuro” lo asociarán rápidamente con un auto: el DeLorean DMC-12. Un vehículo que se convirtió en un ícono para los fanáticos de la “pantalla grande”, un verdadero objeto de culto. Sin embargo, en sus años en el mercado automotriz no le fue muy bien. No sería descabellado tildarlo como un fracaso. Pero gracias al film se proyecta que vuelva al mercado y cumplir el sueño de varios fanáticos.

¿Quién no vio alguna vez la secuencia del DeLorean desapareciendo y dejando dos líneas de fuego en el piso? Hasta el más despistado alguna vez la vio. En la película era una máquina del tiempo construida por el profesor Emmet Brown. Una herramienta que fue clave en la vida del reconocido Marty McFly. En ese momento la compañía no aprovechó el furor y dejó pasar la posibilidad de arrasar con las ventas. Todo lo contrario, sus ventas fueron un fiasco, apenas 9 mil unidades salieron a la calle.

El DeLorean DMC-12 se fabricó entre 1981 y 1982 en la fábrica que instaló el propio John DeLorean en Belfast, Irlanda del Norte. A fines del 82 se fabricó la última unidad. Problemas con la justicia del dueño de la fábrica hicieron que la empresa caiga en bancarrota. Se estima que quedaron en la circulación entre 6000 y 6500 unidades.

Si bien la marca no sigue sacando nuevos productos, la misma fue adquirida por el empresario británico Stephen Wynne. DeLorean Company se encarga hoy en día de la compra de modelos usados, los pone en valor y también los personaliza para volver a insertarlo en el mercado.

Wynne intentó desde hace algunos años, después de adquirir la patente, retomar la producción en su empresa en Texas. Por el momento, no lo pudo realizar. Sin embargo, en las últimas semanas hubo un golpe de timón y hay una gran posibilidad que el DeLorean DMC-12 vuelva al mercado. El mismo mantendría el espíritu de ese recordado auto que fue furor a partir del año 1985 (estreno de la primer film) con algunas prestaciones actuales.

Se estima que para el 2021 ya estará nuevamente en el mercado gracias a un permiso del Gobierno de Estados Unidos que favorece a las pequeñas empresas con algunos beneficios. Como por ejemplo el pago de algunos impuestos, entre otras cosas. Falta que la Oficina de Administración y Presupuestos se aliñe para poder comenzar con la producción del nuevo DeLorean DMC-12, la cual ya fue confirmada por Espey en el sitio Hagerty.

El auto mantendría su color gris característico, el cual era productor de la carrocería forjada por acero inoxidable. La suspensión, frenos, faros son algunas de las novedades que tendría la nueva versión. También poseería dirección asistida, control crucero y aire acondicionado. El motor en la incógnita. El de los 80 tenía un V6 de 2.8 litros Renault con 130 Cv. Para el nuevo existe un rumor que alcanzaría los 350 caballos de fuerza.

Se calcula que habrá una producción de 100 unidades como máximo por año. Obviamente, depende también de la demanda que exista. «El DeLorean es atractivo gracias a las películas. En algún lugar del mundo en este momento, una de esas películas se está proyectando. Alguien las puede estar viendo por primera vez. Y ellos mismos irán a internet, buscarán a DeLorean y verán que es un auto real que pueden comprar, no un accesorio de película”, aseguró Espey.

El precio rondaría los 100 mil dólares. El de principio de los 80 costaba 25 mil dólares, un precio que estaba por arriba de lo que la empresa había calculado en un principio. De hecho, el 12 en su nombre tiene que ver con el precio que en su momento se había pensado para que cueste en el mercado: 12 mil dólares.

Lo que muchos fanáticos ya se están preguntando es si el auto alcanzará, al menos, las 88 millas por hora (140 kms/h) que eran necesarias para que el condensador de flujo se active y liberara la energía eléctrica necesaria para viajar en el tiempo. ¿Por qué esta aclaración? Porque el DeLorean de los años 80 sólo llegaba a 85 millas.

Lo que sí es seguro es que los directivos tomarán la campaña de marketing que les hicieron Steven Spielberg y Robert Zemeckis con “Volver al Futuro” todo este tiempo para salir al mercado a cumplirle el sueño a los fanáticos. No hay dudas que más de uno querrá tener en su cochera al DeLorean DMC-12.