El piloto Carlos Sainz ha sido reconocido y vitoreado por sus grandes rivales a su llegada a la línea de sentencia de la última etapa del Rally Dakar 2020, con todo merecimiento por la peligrosidad y velocidad de la edición de este año. «Sólo nosotros tres (por Al-Attiyah y Peterhanel) sabemos lo a fondo que hemos ido desde el día uno», asegura el tricampeón español.

«Me siento muy muy feliz por todo, hay mucho esfuerzo y trabajo, sobre todo físico, detrás de esta victoria. Con el equipo detrás, Red Bull, Bahréin, por supuesto Lucas Cruz… así que enhorabuena a todos.

Para un veterano no está mal, esto es genial porque hay que trabajar muy duro», ha asegurado apenas descendido de su Mini.

Carlos insiste en que este Dakar «ha sido muy muy difícil desde el inicio, con mucho riesgo y al máximo de velocidad. Los tres hemos peleado mucho y a fondo desde el primer día, sabíamos que tenía que ser así».

¿Y volverás el año que viene?, le han preguntado. «Es muy muy pronto, más adelante habrá respuesta para eso».

¿La clave? «Cometer menos errores e ir más rápido, no hay secretos. Parecía que los tres de cabeza nunca íbamos a cometer fallos y por eso el ritmo ha ido creciendo. Además, la segunda semana eran etapas duras y peligrosas, había muchas trampas y era muy fácil cometer un error al ritmo que se iba».

El Dakar más redondo. «El rally no empezó de la mejor manera. Cada victoria es diferente y esta es de esas en las que uno se siente orgulloso, además con un coche diferente, aunque a las otras no hay que quitarles méritos».

Acercarse al palmarés de Carlos Sainz es un ejercicio a través del cual se observa que nos encontramos ante un auténtico piloto de leyenda. Y como no podía ser menos, su palmarés está en consonancia con su calidad.