Renault dio a conocer cómo lucirán las líneas del nuevo Mégane, el cual ahora pasará a ser completamente eléctrico. Para ganarle a las filtraciones, la firma lo develó con un camuflaje.

Antes de que se filtre alguna foto extraoficial y se dé a conocer la noticia mediante otros medios, Renault decidió mostrar en sociedad cómo serán las líneas del nuevo Mégane, el cual le agregará a su dominación las palabras E-Tech Electric porque será 100% eléctrico. La firma del óvalo lo develó con un diseño camuflado ya que se trata de una versión de preserie. Con estas imágenes se puede confirmar que este vehículo es mitad coupé y mitad SUV.

El Mégane se pasó a los eléctricos y Renault mostró sus siluetas

También está claro que este nuevo Renault Mégane ganó en volumen comparándolo con el modelo de toda la vida. En su diseño se destaca una moderna frontal con finas ópticas, fusionadas con el nuevo rombo de la marca a través de una lámina horizontal.

En la parte trasera se presenta con un deportivo aspecto con un portón liso en el que destacan las letras del modelo, con la ‘E’ pintada de un color amarillo en referencia a su naturaleza eléctrica, así como unos pilotos estilizados que van unidos por una fina tira de luces led con el nuevo logo de la marca francesa también presente. Aunque lo más llamativo aquí es la deportiva caída de su pequeña luneta trasera, bastante tapada por su marcado spoiler que le da ese toque tan coupé a este crossover eléctrico.

El Mégane se pasó a los eléctricos y Renault mostró sus siluetas

Renault también ofreció recientemente imágenes de su nuevo interior, con dos pantallas de grandes dimensiones, una de ellas táctil, que harán las funciones de cuadro de instrumentos digital y sistema de infoentretenimiento. Entre ellas queda un hueco para guardar la llave con forma de tarjeta que servirá para abrir y cerrar el vehículo, así como para arrancar el tren motriz eléctrico. También se puede apreciar una botonera física y varios huecos para dejar diferentes objetos, sin olvidarnos de un espacio reservado para la carga inalámbrica del teléfono.

El Mégane se pasó a los eléctricos y Renault mostró sus siluetas

A nivel de dimensiones será, a pesar de lo que pueda parecer, un compacto de dimensiones reducidas, con unos 4,21 m, aunque según De Meo, presidente de Renault, será más espacioso que sus competidores. Además contará con una compacta batería de 60 kWh que no alterará demasiado sus dimensiones y que permitirán alcanzar una autonomía de 450 km. Además estará refrigerada por agua, permitiendo sin problemas cargas a 130 kW que permitan recuperar 260 km en media hora. También admitirá carga inteligente y conexión del vehículo a la red para aprovechar las horas de mayor y menor demanda para ofrecer y obtener electricidad de la forma más provechosa.

A nivel mecánico este Megane eléctrico contará con un único motor delantero con una potencia de 217 CV, suficiente para efectuar un 0 a 100 km/h en «menos de 8 segundos», aunque su nueva plataforma CMF-EV permitirá instalar un motor trasero adicional para las versiones más prestacionales que puedan llegar bajo el sello de Alpine/Renault Sport.

El Mégane se pasó a los eléctricos y Renault mostró sus siluetas

La presentación ya totalmente al descubierto de esta unidad de preserie sirve como arranque para las primeras pruebas del modelo en caminos abiertos al público. Una tarea que recaerá en las 30 unidades que Renault construyó en la fábrica de Douai para estas pruebas, todas ellas con este camuflaje especial que juega con las líneas del nuevo rombo de Renault en color blanco, negro y lima.

Renault se aprovechará de su larga experiencia ya en vehículos eléctricos como el Renault Zoe y su alianza con Nissan y Leaf para llevar a buen puerto este nuevo modelo que comenzará a producirse como decimos en los últimos meses de este año para lanzarse oficialmente a principios de 2022. ¿Llegará este modelo al país en algún momento? La electrificación pareciera estar aún en su nacimiento en esta región pero poco a poco se empieza a acercar.