Con juicio de por medio con Ares Design, Ferrari perdió los derechos de fabricación del mítico 250 GTO. De esta manera, este modelo podrá tener réplicas y reinterpretaciones. Sin embargo, estas no podrán llevar su nombre.

Si Ferrari tiene un auto clásico que llegó a la cima y continúa siendo uno de los más preciados de su historia es el 250 GTO. No por nada es el vehículo más caro que jamás se haya vendido. En su momento, la firma de Maranello había registrado como propiedad intelectual su diseño. Sin embargo, esa posesión terminó parcialmente después de un juicio presentado por Ares Design. De esta manera, ahora se podrán construir réplicas y reinterpretaciones del mismo.

El fallo a favor de la compañía especializada en reinterpretaciones de autos deportivos clásicos llegó a través de la Oficina de Protección Intelectual de la Unión Europea. La misma le dio la razón a Ares Design, quien señaló que Ferrari estaba utilizando la patente del 250 GTO de mala fe bloqueando trabajos de recreación y sin usarla para nuevos modelos con esa denominación. Las autoridades aseguraron que desde Maranello no usan hace cinco años ese nombre y eso es motivo suficiente para perder los derechos.

Con esta decisión la compañía que está ubicada en Modena podrá seguir adelante con sus intenciones de reinterpretación de la Ferrari 250 GTO, idea que ya mostró hace algunos años atrás. A su vez, esta disposición le permitirá a otras compañías a crear y vender sus propias réplicas basadas en este mítico coupé de la casa de Maranello. Algo similar a lo que ya ocurre con el Shelby Cobra en distintas partes del mundo, incluyendo a Argentina.

Ferrari siempre se mostró como un férreo defensor de todas sus propiedades intelectuales. Es más, ante esta decisión sobre el 250 GTO, alegó que se devaluarán los precios de los modelos reales y originales. Es sabido que es un verdadera joya cada vez que se presenta una unidad en alguna subasta o venta. Tal es así que una venta de 2018 de una de ellas alcanzó a superar los 40 millones de euros.

En su momento, Ferrari explicó: «El modelo 250 GTO es un automóvil deportivo producido desde 1962 hasta 1964 solo en 39 unidades, todas todavía existentes, y que es reconocido como uno de los Ferrari más gloriosos e icónicos jamás creados. Aunque ya no está en producción, el 250 GTO todavía tiene una gran demanda. El automóvil y su diseño se han convertido en un símbolo del estilo italiano en el mundo, convirtiéndolo en una forma de vida y un símbolo de estatus».

Como se dijo anteriormente, la pérdida de los derechos sobre el 250 GTO es parcial para Ferrari. Esta denominación seguirá ligada a la casa de Maranello. Por tal motivo, ningún fabricando que quiera recrearlo podrá utilizar su nombre. Además, la prestigiosa firma italiana mantendrá los derechos en modelos a escala y juguetes.