Después de dos años de desarrollo el Hennessey Venom F5 está por ver la luz. Con este vehículo la firma quiere ostentar que posee el auto más rápido del mundo, lugar donde hoy se ubica el Bugatti Chiron.

Noviembre será el mes definitivo para que se conozca la versión de producción del Hennessey Venom F5, un coche que está siendo desarrollado hace dos años y quiere convertirse en el auto más veloz del planeta, un registro que hasta el momento lo ostenta el Bugatti Chiron.

 Esta información la dio a conocer la propia marca en sus cuentas oficiales de Instagram y Facebook a la cual le adosaron un teaser del Hennesey Venom F5 donde se ve un poco de su difusor trasero. «Aquí, un adelanto de nuestro nuevo Venom F5 en toda su gloria de fibra de carbono. Llegará este noviembre», señaló la firma en el post.

Todavía quedan algunos meses para que se devele la forma definitiva de este Hennessey que promete pisar fuerte. En el otoño argentina se había completado el 60% del desarrollo. A su vez, a principios de año la marca había indicado que este superdeportivo se presentaría oficialmente en la Monterrey Car Week en agosto, pero claramente la cita fue cancelada por los protocolos anti Covid-19.

Lo que sí ya se develó por parte de la firma es que sólo se producirán 25 unidades del Venom F5 (12 en el mercado estadounidense y 12 para el resto del mundo). El precio de cada uno de estos vehículos es de 1,8 millones de dólares. Por lo que se pudo saber, a principio de año todos los destinados al país norteamericano ya habían sido adquiridos.

La producción del Hennessey Venom F5 está fabricado sobre la base de un nuevo chasis concebido totalmente de fibra de carbono y los detalles del mismo se conocieron recién en este 2020. Este bastidor se ha diseñado para poder soportar una velocidad máxima superior a 500 km/h: más de 310,7 mph, según Hennessey. John Hennessey, fundador y CEO de la firma, asegura que «es una maravilla de ingeniería».

Si puede llegar a cumplir con el objetivo de alcanzar estas cifras, no caben dudas que podrá destronar al Bugatti Chiron Super Sport 300+ como el auto más rápido del mundo. El auto francés ostenta este título después de haber registrado una marca de 490,484 kilómetros por hora en septiembre del 2019.

Otra de las características de este Hennesey en su rigidez torsional y su bajo peso. A su vez, la marca dio detalles del motor que llevará, el cual fue bautizado como Fury. Este impulsor es un V8 biturbo 6.6 litros con 1842 caballos de fuerza que se alcanzan a las 8000 rpm. En tanto, el par máximo llega a los 1617 Nm.

Para conocer su forma definitiva y cómo es el habitáculo habrá que esperar un tiempo. Sin embargo, basándonos en el teaser hay que afirmar que se parece mucho al prototipo que se mostró hace aproximadamente 3 años. Seguramente la firma seguirá utilizando sus redes sociales para, cada tanto, ir mostrando un poco más de este auto que quiere hacer historia.