Los directivos de la Fórmula 1 y Fórmula E están analizando la posibilidad de unirse y de compartir algún Gran Premio durante el 2022.

Cuando la Fórmula E comenzó a llevar a cabo su actividad hace algunos años, muchos pensaban que llegaría para intentar reemplazar a la Fórmula 1 en un futuro. Sin embargo, eso pareciera algo improbable ya que ambas se complementan perfectamente. Es más, hay grandes posibilidades de ver a las dos categorías juntas en un mismo fin de semana. Los directivos de ambos lados están trabajando en eso.

¿La Fórmula 1 y la Fórmula E juntas?

Los dos campeonatos quieren compartir pista en algún Gran Premio de 2022, o incluso de 2023, de modo que la Fórmula E haría las veces de categoría telonera de la Fórmula 1. Algo similar a lo que hacen ahora la Fórmula 2, la Fórmula 3 o las W-Series. Veremos hasta donde llegan las negociaciones, pero hay focos de presión.

Según las informaciones que llegan desde Estados Unidos, Alejandro Agag, el CEO de la Fórmula E, y Stefano Domenicali, el presidente de la Fórmula 1, ya mantuvieron negociaciones para organizar un Gran Premio conjunto. Algo que cuenta con el beneplácito expreso de Jean Todt, el presidente de la FIA.

No solo la FIA tiene ganas de esta unión, sino también muchos de los implicados. El más importante, Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes de Fórmula 1 y también responsable último del departamento que se encarga de la Fórmula E. Mercedes tiene una pierna en cada mundo y estaría encantada de unirlos, aunque fuese solo por un Gran Premio.

¿La Fórmula 1 y la Fórmula E juntas?

«La Fórmula E se ve espectacular en los circuitos callejeros y puedo realmente imaginar que estos coches corran con la Fórmula 1 en Mónaco, en Singapur, en algunos de los circuitos urbanos», comentaba Wolff en Imola.

El principal problema es encontrar dónde se podría hacer esta fusión. La Fórmula E tan solo corre en circuitos urbanos, y los únicos de su calendario habitual que coinciden con la Fórmula 1 son México y Mónaco, aunque al país americano no viajan desde que estalló la pandemia. En Mónaco ya suelen estar la Fórmula 2 y la Fórmula 3 o las W-Series.

Wolff sigue explicando que «existe una transferencia de tecnología de ambos campeonatos. En Fórmula 1 se trata de la tecnología híbrida, combustibles sostenibles, y aquí son vehículos eléctricos y ponemos mucho esfuerzo en hacer un buen trabajo aquí y hay partes que también son interesantes para los coches de calle».

México, Mónaco o Singapur, donde podría estrenarse la Fórmula E, parecen los rincones más factibles para que se produzca una fusión muy esperada en el mundo del automovilismo. De momento, es lo único que se puede unir. La filosofía de las categorías siguen siendo bastante diferentes en todo lo demás.