La Fórmula Uno estaría pensando en apostar para el 2023 en combustible ecológico para convertirse en una categoría más ambiental. Esta alternativa podría terminar con el arribo de Volkswagen a la categoría.

De a poco la Fórmula 1 viene transitando un camino para convertirse en una categoría que pueda seguir existiendo a pesar de la lucha, que va tomando cada vez más fuerza, de conservar el medio ambiente. Hace algunos años, a pesar de la gran polémica que desató, comenzó con la era híbrida y ahora tendría en mente la utilización de combustible sintético a mediano plazo. Esta alternativa podría abrirles las puertas de la categoría a una de las firmas más importantes de la industria automotriz: Volkswagen.

La Fórmula 1 y una posibilidad que podría seducir a Volkswagen

El propio presidente de la FIA, Jean Todt, confirmo en una entrevista, hace pocos días, que el combustible ecológico podría llegar a la Fórmula 1 en el 2023 cuando se descongelen los motores. Y esto claramente es una cara de invitación a Volkswagen, quien hace un tiempo aseguró que para arribar a la categoría la condición era justamente el combustible.

Todt indicó: «Si tenemos éxito en el uso de e-fuels a partir de 2023, también seremos flexibles a la hora de elegir la arquitectura del motor. Entonces también se puede pensar en una unidad menos compleja, siempre que siga siendo eficiente«.

El combustible sintético se estima que reduzca en un 80% las emisiones de los coches de Fórmula 1, según cálculos de la propia FIA. Es una nafta que obtiene sus componentes de elementos ajenos al petróleo, lo que supone que no emite CO₂ en su producción, aunque el motor de combustión lo seguirá haciendo.

La Fórmula 1 y una posibilidad que podría seducir a Volkswagen

Es una medida que se enmarca dentro del objetivo que se marcó recientemente la Fórmula 1 de eliminar toda huella de carbono de la competición antes de 2030. Ya para 2025 está pensado que se deje de utilizar plástico en los Grandes Premios, por parte de equipos, pilotos, organización y aficionados.

Recientemente Herbert Diess, el presidente del Grupo Volkswagen, aseguro que estarían interesados en incorporarse a la Fórmula 1 si a partir de 2023 comienzan a utilizar este combustible sintético. No es de extrañar, ya que Audi, buque insignia del grupo VAG, está detrás del desarrollo de este tipo de combustible. «Si Herbert Diess dijo eso, bienvenido a la Fórmula 1», señaló Todt.

La Fórmula 1 y una posibilidad que podría seducir a Volkswagen

Lo que sí no termina de cerrar esto del todos es porque Volskwagen ya anunció que solo competirían en carreras de autos eléctricos. Audi abandonó inesperadamente el DTM para centrarse en la Fórmula E. En el comunicado también decían que se querían centrar en coches eléctricos e híbridos. Quizá en este segundo apartado es donde se abre la posibilidad de que estén en Fórmula 1.

Los motores híbridos parecen estables en la Fórmula 1 a pesar de que supusieron el dominio de Mercedes. Todt los defiende diciendo que «los coches y el mundo cambiaron. El cambio climático está en la agenda de todos los gobiernos. Puede que te gusten los motores actuales de la Fórmula 1 o no, pero sin la hibridación no habríamos sobrevivido«.