Tras la renovación de Charles Leclerc (otro de los pilotos del momento) con Ferrari, ahora sería el turno de Max Verstappen de hacerlo junto a Red Bull.

Aunque el crédito holandés cotiza bastante más alto que el resto de sus rivales en la grilla, o por lo menos la gran mayoría de ellos.

¿La diferencia? El volante holandés pasa a ser el segundo piloto mejor pago de la grilla de la máxima, tan solo por detrás del actual campeón del mundo Lewis Hamilton. De hecho, el hexacampeón acaba su contrato con Mercedes en 2020, así que si se retira o firma por menos dinero, Verstappen será el mejor pagado.

La cifra ronda los 40 millones de euros. Verstappen, que cobraba 12 millones de euros hasta ahora, ve su sueldo más que triplicado y además fija cláusulas para la ruptura del mismo, asi como la partida de Honda. En caso de que esto pase, el holandés tendría vía libre para dejar la casa austriaca.

Por su parte, Leclerc, el otro joven más prometedor, cobrará ahora menos de lo que cobraba Verstappen antes. Cosas del mercado y de la trayectoria, ya que el holandés afrontará en 2021 su séptima temporada. «Max, Jos y yo acordamos rápidamente cuál era la mejor elección», decía el representante de Verstappen, Raymond Vermeulen.