Desde Porsche anunciaron que la marca está pensando en un hypercar revolucionario, pero que recién llegará para 2025 y las razones están en las baterías que utilizarán.

El mundo de los hypercar están a la espera de que Mercedes AMG y Aston Martin develen de manera oficial los Project One y Valkyrie, respectivamente. Estos autos prometen mucho dentro de este segmento tan exclusivo y se piensa que tendrá lo último en tecnología impresionante, más allá de sus prestaciones. Sin embargo, al parecer, Porsche está trabajando en algo que elevará aún más la vara para posicionarse por arriba de los dos modelos anteriormente mencionados.

Porsche piensa en su propio hypercar ¿Cuándo llega?

La primera vez que oímos hablar de él fue en una entrevista con la publicación australiana Carsales del responsable de proyectos eléctricos de Porsche, Stefan Weckbach, durante el Salón de Frankfurt de 2019. En ella revelaba que la marca alemana ya tenía un sucesor en mente para el Porsche 918 Spyder, y con él quieren tener el mejor hypercar de esta nueva generación que está a punto de llegar, y que de hecho contaría con la colaboración de Rimac, marca en la que tienen ya una participación del 24% y que también ayudó a desarrollar algunas partes del nuevo Taycan.

“Todos los súper e hypercars de Porsche pretenden ser los mejores del mercado en su momento. Ese es el objetivo también con el próximo» asegura Weckbach.

No obstante parece que tendremos que esperarlo un poco más de la cuenta, porque ahora el propio CEO de Porsche Oliver Blume volvió a hablar de dicho modelo en Autocar. Por un lado para avisar que actualmente tienen otros proyectos de coches y tecnologías eléctricas que son una prioridad para la compañía. «En lo que respecta a un sucesor del 918, un hypercar es siempre algo en lo que estamos pensando en Porsche, pero durante los próximos años, nuestra concentración estará en la electrificación de nuestra gama de modelos». De hecho avisó que antes de 2025 no llegará dicho modelo «Más adelante, podría ser posible».

Porsche piensa en su propio hypercar ¿Cuándo llega?

La razón es más comprensible de lo que parece cuando descubrimos la otra parte de la historia, y es que Porsche revela que está trabajando en su propia tecnología de celdas de batería que empleará ánodos de silicio en lugar de grafito, un cambio que permitirá que sus paquetes de batería puedan funcionar cómodamente incluso a altas temperaturas, lo que será fantástico especialmente para modelos de alto rendimiento como este.

“La batería será el ‘cilindro’ del mañana, por lo que todavía tenemos que investigar las celdas de alta densidad y alta potencia. Invertiremos en estas celdas, y cuando tengamos la celda adecuada para un automóvil de alta potencia, entonces nos centraremos en él, pero no pienso en ese modelo antes de la segunda mitad de la década».

Queda por ver qué aspecto podría llegar a tener, aunque algunos rumores hablan de que podría heredar el estilo del impresionante Porsche 917 Living Legend Concept (en imágenes). Sea como sea, si este futuro hypercar de Porsche será 100% eléctrico u optará por un tren motriz híbrido es algo que sigue barajándose. Algunos responsables de la parte de motores bóxer de Porsche parecen estar a favor de esta última opción con la que Weckbach está de acuerdo, sobre todo teniendo en cuenta que el próximo salto en la movilidad eléctrica, las baterías de estado sólido, no parece que estarán listas para su lanzamiento.

Porsche piensa en su propio hypercar ¿Cuándo llega?

«Estoy bastante seguro de que las baterías de estado sólido serán el próximo paso. Pero es una tecnología que estará lista para la industrialización y el mercado dentro de los próximos cinco años? No lo sé, pero no lo creo. Creo que hablamos más bien de siete a 10 años. Así que hay diferentes ideas y discusiones en curso y definitivamente habrá un nuevo hypercar de Porsche en el mercado, pero todavía no puedo decir cuándo, ni cuál será la tecnología que utilizará.» reconoce el máximo responsable de eléctricos de Porsche.

«Si nos fijamos en el 919 Hybrid, por ejemplo, era un motor V4 muy pequeño pero altamente electrificado. Hay una gran variedad de modelos que podríamos aplicar y necesitamos tener una discusión interna sólida para asegurarnos que el próximo superdeportivo es toda una referencia como los fueron sus predecesores».

El proyecto parece estar por tanto aún en una fase temprana pero queda claro que Porsche quiere apostar fuerte con este nuevo hypercar, aunque quizás no sea tan contemporáneo de los Aston Martin Valkyrie o el AMG-Project ONE, que se comenzarán a entregar este 2021, como podría parecer en un principio.