Hyundai tiene en mente romper el mercado con la fabricación del Prophecy, una obra de arte del diseño. También así con el modelo que lleva el nombre de 45. La idea de la marca es que ningún auto se parezca al otro a partir de ahora.

Muchos piensas que los autos de cada marca son muy similares. Que poco varían de un modelo al otro, salvo algunos detalles en particular. Sin embargo, Hyundai quiere cambiar ese pensamiento que existe en el mercado. Es por eso que tiene en mente sacar al mercado el Prophecy y también el Hyundai 45 concept. Dos vehículos que sobresalen por sus particulares diseños futuristas y que son el comienzo de la idea de la marca surcoreana, la cual apunta a que ningún producto se parezca al otro.

Sobre estos lanzamientos, SangYup Lee, vicepresidente de Hyundai y máxima autoridad del Hyundai Globar Desing Cente, dialogó con Auto Express y afirmó: “Habrá una versión de producción del Hyundai Prophecy que vendrá después de la versión de serie del Hyundai 45”

«El 45 está más inspirado en la década de 1970, pero es un SUV de estilo más moderno, más convencional. El Prophecy está inspirado en la era de los ‘stramline’ de la década de 1930. Estos dos coches muestran lo amplio que es nuestro campo del diseño», agregó Lee.

Se estima que el Hyundai 45 llegue al mercado para finales del 2020. Sin embargo el Prophecy lo haría recién en el 2021 para sustituir al Ioniq. Ambos modelos tendrán la plataforma eléctrica EGM-P fabricada por la propia marca surcoreana, la cual se asemeja mucho con las de tipo skateboard utilizadas por General Motor, Rivian o Tesla, entre otros.

Estos dos modelos le darán inicio al objetivo que tiene Hyundai de que cada vehículo fabricado tenga un diseño único. Por eso apuntan al cambio en los tamaños para poder tener una imagen propia de marca. Cada modelo tendrá su propio lenguaje y ninguno tendrá la misma forma que otro. La clara muestra está entre el Prophecy y 45, quienes son muy distintos entre sí.

Más allá de esta idea innovadora, los modelos de Hyndai sí tendrán algo en común: los faros con pixeles. Este detalle será el que una a todos los modelos de la casa surcoreana. Es una apuesta arriesgada la que hace esta empresa asiática ya que ninguna fábrica automotriz lo hizo en los últimos 70 años.