Los contagios promedio semanales de coronavirus registraron, desde fines de agosto, una caída del orden cercano al 40% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

De acuerdo a información oficial del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, desde la semana del 24 de agosto, fecha del pico de casos en la cual se contabilizaron un promedio diario de 5.334 contagios, hubo una caída en los 40 municipios del AMBA del orden del 39,10%. Es que entre el 5 y el 11 de octubre, ese total llegó a 3.250.

En declaraciones formuladas a la  agencia de noticias Télam, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que «el AMBA y el GBA es una de las zonas más vulnerables y complicadas». «Sabíamos que era una zona muy riesgosa. Pudimos evitar, al menos de momento, una catástrofe muchísimo mayor», agregó.

El mandatario atribuyó ese hecho «a la decisión del presidente; al trabajo colectivo junto a los intendentes de los 135 municipios y al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero principalmente gracias al esfuerzo y sacrificio enorme de los trabajadores y trabajadoras de la salud; y, al esfuerzo y a la conciencia de los millones de bonaerenses».

El descenso de la curva comenzó después de que se registraran entre el 24 y el 30 de agosto un promedio semanal de 5.334 casos. Del 31 de agosto al 6 de septiembre, los contagios fueron 4.847; del 7 al 13 de septiembre se detectaron 4.749; y entre el 14 y el 20 de septiembre, 4.207.

De igual modo, del 21 al 27 de septiembre se contabilizaron 3.609 contagios; del 28 de septiembre al 4 de octubre fueron 3.569; entre el 5 de octubre y el 11 hubo 3.250 casos y esta semana hay un promedio de 1.456.

«Hoy lo que vemos es una situación en el Gran Buenos Aires, los casos vienen bajando, la ocupación de camas va mejorando. Nosotros nunca estuvimos al 90%, eso fue porque conseguimos más que duplicar la cantidad de camas públicas de terapia intensiva», planteó Kicillof.A

Además, sostuvo que «para eso nos sirvió este tiempo de cuarentena que tuvimos y eso evitó que nunca superáramos el 71% de ocupación» y detalló que «todo el mundo que lo necesitó tuvo una cama, un respirador, tuvo un médico al lado, tuvo atención sanitaria».

«Muchas veces se relativizó el riesgo o nos tildaban de exagerados. La prioridad es la siempre la misma: la salud y el cuidado del pueblo de la provincia, no hay otra», remarcó el funcionario.

Kicillof advirtió que «si seguimos cuidándonos entre todos, si esto no es el viva la pepa, podemos seguir abriendo actividades, sino habrá que retroceder porque el riesgo es muy alto». «Los que salvan a los que nunca se cuidan y no atienden a la gravedad, son los que sí se cuidan: si vos usas barbijo, te lavas las manos, es posible que no te contagies. Entonces esa parte de la población es la que ha impedido que estallara la cantidad de contagios», indicó finalmente.