Claudia Vega, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital El Carmen de Santiago de Chile, reveló que el sistema de salud está al borde del colapso.

Chile enfrenta uno de los escenarios más sombríos con respecto al avance de la pandemia de coronavirus. Al día de hoy, tiene 74 mil infectados y 761 muertos, y la Sociedad Chilena de Médicos Intensivistas reveló que un 97% de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

El ministro del Interior chileno, Gonzalo Blumel, habló sobre el dilema que enfrentan los médicos: “En esto tengo que ser súper responsable. Obviamente esta es una situación que la maneja la autoridad sanitaria y vamos a hacer todo lo posible para que esta situación no ocurra. Efectivamente en algunos hospitales se nos pueden producir situaciones de mayor estrés, donde las camas se vean utilizadas en su máxima capacidad», explicó.

Por otro lado, el Ministerio de Salud de Chile tomó hace algunas semanas la decisión de integrar toda la red hospitalaria pública y privada como un solo gran hospital. “Por eso tenemos la capacidad de trasladar equipamiento o trasladar a los pacientes”, señaló Blumel.

El presidente chileno, Sebastián Piñera había admitido hace algunos días que el sistema de salud estaba “cerca del límite”. “Estamos muy conscientes de que el sistema de salud está muy exigido, muy demandado, muy estresado”, confesó el mandatario durante la inauguración de un hospital de campaña en el sur de la capital chilena.

Claudia Vega, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital El Carmen de Santiago de Chile, brindó un relato escalofriante que conmovió a la sociedad. “En este momento estoy viendo qué cama se va a desocupar y tengo que elegir a la persona precisa, que sea la más indicada. Que Dios me ilumine en esto”, suplicó. La sostenida propagación del virus sigue marcando récords preocupantes en el país vecino: el domingo pasado, se registraron 3.709 nuevos casos y 45 muertes más.

Santiago de Chile, la capital que cuenta con 8 millones de habitantes y que está bajo cuarentena absoluta por segunda semana consecutiva, es el principal foco de la pandemia en el país. El gobierno está intentando descongestionar los hospitales a través del traslado de los pacientes enfermos a otras ciudades en helicópteros y aviones militares desde la semana pasada.

En tanto, dos ministros de Piñera revelaron que se infectaron de coronavirus. El responsable de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y el de Energía, Juan Carlos Jobet, se convirtieron en los primeros miembros del gabinete chileno en contagiarse.