Diego Santilli, afirmó que “no hay cambios» respecto a la modalidad de cuarentena en la ciudad y explicó que «en los últimos seis días la curva en la ciudad es creciente”.

“Basta mirar Madrid ayer”, señaló Santilli durante la entrevista que dio a Radio Mitre y advirtió que “podemos ver cómo ha repercutido el mayor flujo de personas en la calle que la semana anterior” y explicó que «en los últimos seis días la curva en la ciudad es creciente”.

Durante los días hábiles, entran a la Ciudad aproximadamente 450 mil personas para trabajar en las actividades exceptuadas de la cuarentena. Lo que hay que coordinar bien es cómo serían las salidas”, detalló el vicejefe de gobierno porteño, y agregó que “acá el problema más grave es el transporte público”.

El gobierno porteño siguió con atención el movimiento de la cifra de contagios diarios de coronavirus en el país durante la semana pasada: el lunes fueron 90 nuevos casos; el martes, 112; el miércoles, 144; el jueves, 147; el viernes, 172; y 173 nuevos positivos el sábado, el mismo día en el que el presidente Alberto Fernández anunció la prórroga de la cuarentena obligatoria hasta el 10 de mayo y la habilitación para que los menores puedan realizar paseos recreativos de una hora y en un radio de 500 metros de su hogar.

Por este crecimiento en los contagios, la ciudad de Buenos Aires, en conjunto con las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, resolvió prohibir esas salidas, una postura que comparten también Misiones, Corrientes, Tucumán, San Luis, La Pampa, Chaco, y numerosas ciudades de Mendoza.

“No es sencillo lograr una coordinación para que la gente salga a la calle en ciudades como la nuestra y basta con mirar Madrid, que además tiene una diferencia, porque viene bajando sus casos, y nosotros estamos en crecimiento en los contagios, y recién esta semana podemos analizar la semana de mayor apertura, que fue la semana pasada, cómo ha repercutido el mayor flujo de personas», indicó  Santilli.

 «Todo esto nos hizo coordinar con las otras provincias para sostener que debíamos seguir de la misma manera”.

“La ciudad continúa con su cuarentena tal cual venimos manteniendo y venimos analizando los casos que vienen creciendo en los últimos cinco días, que se fueron por arriba de los 100 de contagio. Por eso no hay cambios. Sí estamos analizando también si podemos en algún sector económico que está abierto mejorar, para permitirle a las pymes poder resolver el tema de salarios, o que la economía pueda tener un motor de desarrollo suave, gradual”, amplió el funcionario porteño en radio La Red.

Ayer, domingo, en el último parte oficial por parte del Ministerio de Salud se registró una baja en los contagios, con 112 casos, sin embargo, desde temprano, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Juan Schiaretti (Córdoba) y el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, intercambiaron impresiones acerca del decreto que firmó Alberto Fernández unas horas más tarde. Todos coincidieron en la necesidad de poner limitaciones en los grandes conglomerados urbanos para evitar un contagio masivo de coronavirus.

El mismo camino tomaron San Luis, Tucumán, Corrientes, La Pampa, Chaco, algunas ciudades de Mendoza y Misiones, que también explicaron que esta medida de flexibilización de la cuarentena habilitada por el Presidente todavía no va a poder aplicarse en estos lugares.

Caso contrario tendrá lugar en Jujuy o Tierra del Fuego, que habilitaron los paseos recreativos. En esta última provincia, y a través de un comunicado, el gobernador Gustavo Melella, dispuso salidas en forma restringida, de 11 a 15, de lunes a sábado.