Alberto Fernández anuncio que Argentina producirá la vacuna de Oxford, y explicó que se fabricarán en el país entre 250 y 350 millones de dosis para ser distribuidas en toda América Latina, con excepción de Brasil.

En una conferencia de prensa desde la residencia presidencial de Olivos, el presidente Alberto Fernández anunció que Argentina producirá la vacuna de Oxford contra el coronavirus, y que estará lista para ser utilizada en el primer semestre de 2021, es decir, doce meses antes de lo previsto. El costo será de entre 3 y 4 dólares por dosis.

Acompañado por el Ministro de Salud, Ginés Gonzaléz García, el Gerente General de AstraZeneca para el Cono Sur, Agustin Lamás, y la Directora Médica para el Cono Sur, Agustina Elizalde, el jefe de Estado sostuvo que «el ciclo de la vacuna no está terminado«, ya que sigue en fase 3, pero expresó que el objetivo es «fabricar entre 250 y 350 millones de dosis para ser distribuidas en toda América Latina, con excepción de Brasil».

Según explicó el mandatario, la vacuna será fabricada en conjunto con México para ser entregada «equitativamente entre los países que así lo demanden y a solicitud de los gobiernos de esos países«.

«Queremos que Argentina no tenga que esperar y pueda acceder lo más rápido posible», comenzó Fernández. E, inmediatamente, agregó: “para nosotros es una gran alegría. En Argentina, AstraZeneca eligió al laboratorio Masayans, que será el productor del reactivo de la vacuna. Es un reconocimiento a la calidad de los laboratorios argentinos. México será el encargado de envasar la vacuna y completar el proceso de producción», detalló.

«Quiero expresar mi satisfacción por esto porque pone a la Argentina en un lugar de tranquilidad, poder contar con la vacuna en tiempo oportuno y cantidad suficiente para cubrir la demanda en forma inmediata. Quiero hacer particular hincapié en el trabajo de AstraZeneca, que es de origen anglosueco, que hace muchos años está en Argentina e hizo un acuerdo con Oxford para desarrollar esta vacuna», prosiguió el jefe de Estado.

Fernández también advirtió que el país accederá a la vacuna «a precios mucho más que razonables» y destacó que «eso es muy importante para América Latina, porque todos los países podrán acceder a ella». «Es una muy buena noticia de cómo pueden trabajar el sector privado y el público. Es una gran noticia que México y Argentina sean los puntos referenciales y podamos traer una solución al continente y esperemos empezar el proceso productivo cuanto antes», completó el mandatario.