Trabajadores del Hipódromo de Palermo denunciaron que los dueños no los dejan salir para no contraer coronavirus. En caso de salir, no podrían regresar y perderían el trabajo.

Unos 200 trabajadores encargados de cuidar y entrenar a los caballos en el Hipódromo de Palermo denunciaron que están encerrados desde que comenzó la cuarentena. Los trabajadores explicaron que los dueños no los dejan salir para que no contraigan coronavirus, en caso de salir, no les permitían el ingreso y podían dejarlos sin trabajo.

Los trabajadores hablaron con el medio TN y explicaron: «Nos están manipulando, somos varios los que estamos en esta situación y solamente algunos podemos salir a comprar y nada más. El resto se tiene que quedar acá adentro. Queremos que nos garanticen el derecho de poder salir y al otro día ingresar a trabajar sin restricciones»

«Nos sentimos presos hace tres meses, estamos peor que en una dictadura. El protocolo es perverso y siniestro. Podemos salir pero cuando regresamos no nos dejan entrar y nos suspenden. Estamos durmiendo en el suelo, los baños son inmundos, no hay limpieza» denunciaron.

Asimismo estos hombres insistieron en que las autoridades del Hipódromo «inviertan en un buen protocolo de seguridad para que podamos entrar y salir». Y que el problema reside en que «si alguien sale sin un permiso, después no puede volver a ingresar, de manera que se queda sin trabajo». En ese sentido explicaron que «sale una sola persona por stud y todos estamos dependiendo de los demás para poder comprar y no nos garantizan el derecho a trabajar porque podemos salir y al otro día no tenemos derecho a ingresar».

«La empresa tomó la decisión de cerrar las puertas con llave, porque somos unos mohicanos y energúmenos» añadió uno de los peones. Por otro lado aseguran que la actitud que los dueños tomaron es porque muchos de ellos viven en barrios vulnerables: «Dicen que podemos volver de las villas y contagiar al resto. Mientras tanto nos tienen hacinados«

Este repudiable hecho de esclavitud en el siglo XXI se dio a conocer a través de videos publicados en la red social de twitter. Más de 200 empleados que viven hacinados hace más de 90 días.