El Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, expresó este y otros conceptos en el anuncio de la nueva etapa de cuarentena, realizado por el Presidente Alberto Fernández.

Debido al aumento de casos de coronavirus en el AMBA (Area Metropolitana Buenos Aires) y la Ciudad de Buenos Aires, el Presidente Alberto Fernández acompañado del Jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta y de Axel Kicillof, Gobernador bonaerense, anuncio una cuarentena más estricta que comenzará el miercoles 1° de julio y se extenderá hasta el 17 del mismo mes.

En el marco del anuncio, a través de un mensaje grabado desde la Residencia de Olivos, el mandatario bonaerense aseguró que «el esfuerzo que se pide a la gente es agotador y sabemos de la angustia, el cansancio y la bronca», pero advirtió que el incremento de las medidas del aislamiento social servirá para «evitar algo peor que son las pérdidas irreparables», en relación a los muertos por el coronavirus.

Y aclaró esta tarde que «vamos a tomarnos estos días para que circulemos menos y estar más guardados y que el coronavirus no avance. No se van a ver inmediatamente los efectos del aislamiento más fuerte, se van a observar en 10, 15 días, no antes», sostuvo el mandatario provincial.

 Al respecto, remarcó que el confinamiento «es la única forma que existe» para prevenir los contagios de Covid-19 y dijo que «si hubiera otra, la aplicaríamos».

«No hay forma de evitar la crisis económica, está en todo el planeta y la produjo el coronavirus. Lo que sí podemos hacer es salvar miles de vidas. En muchos países volvieron atrás, esto no es una derrota, es un éxito», agregó Kicillof.

Además agradeció de manera enfática a los 135 intendentes de la Provincia de Buenos Aires , que acompañaron “todas las medidas tomadas” y «pusieron la cara» frente a todos los problemas y dificultades que trajo la pandemia