La vuelta a clases sería en agosto en el 85% del país menos en AMBA.

El gobierno nacional junto a la cartera de educación y a los representantes de los gremios docentes evalúan como será la vuelta a clases tras tres meses de cuarentena en todo el país debido a la pandemia del coronavirus. Estos distintos sectores planean un protocolo para el regreso que será escalonado en todo el país menos en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El objetivo, según se pudo conocer no será «volver a la normalidad», sino que establecer protocolos para las distintas jurisdicciones y hacer foco en los sectores más afectados por la no presencialidad.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta habló con el medio Página 12 y explicó: «Existen tres elementos que, de sostenerse la situación epidemiológica actual, permitirán el retorno de las clases en agosto: el primero es el diseño de protocolos que tienen como objetivo el distanciamiento social para disminuir la posibilidad del contagio; el segundo está vinculado a la fase en la que se encuentra la provincia o el departamento en cuanto a la circulación del virus; y el tercero es el consenso necesario entre familias, sindicatos y gobernadores para regresar a la escuela, ya que existe un lógico temor al contagio. La construcción colectiva de los protocolos pretende, precisamente, enfrentar esa incertidumbre»

En ese sentido, el ministerio realizará una serie de pautas destinadas a regular el distanciamiento social en las instituciones educativas. Estas pautas además serán establecidas por cada provincia, además deberán profundizarlas de acuerdo a los requerimientos de cada una.

Este nuevo protocolo consistirá entre otras cosas en pautas de distanciamiento en las aulas y los espacios comunes, como también se establecerá el ingreso escalonado a las escuelas para evitar el amontonamiento de gente en las calles y en el transporte público. Se elaborará a su vez, un protocolo para actuar en caso de tener un caso positivo de covid-19 y un «sistema dual» que dividirá a los alumnos en dos grupos para turnarse los días que concurrirán a la escuela. «Esta es la nueva normalidad que tendremos en el marco de la pandemia, la cual se sostendrá hasta que encontremos una vacuna o un tratamiento para el virus» explicó Trotta.

El regreso a las universidades

«Hay que poner el foco en aquellos que están terminando el último año del secundario para poder trabajar con ellos lo que va a ser el cierre de los 14 años de la educación obligatoria» explicó el ministro Trotta. En ese sentido, la prioridad para el gobierno son aquellos alumnos que terminan el secundario y que, en caso de decidirlo, ingresarán en la universidad.

Asimismo, la presidenta del Consejo Interuniversitario Nacional, Delfina Veiravé, explicó: «Entre el sistema universitario y el Consejo Federal de Educación estamos analizando diferentes estrategias que nos permitan acordar sobre cómo va a ser la acreditación y culminación del quinto año de la escuela secundaria. El objetivo es tener la mayor flexibilidad posible para poder garantizarles a los chicos que están cursando su último año del secundario que, el año que viene, van a poder incorporarse a la universidad»

Por su parte el ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac aseguró: «Nosotros tomamos la decisión de que la prioridad cuando se habilite la presencialidad la van a tener los chicos de sexto grado de la escuela primaria y los estudiantes de sexto año de la secundaria. La idea es tomar los primeros años del 2021 para completar la currícula del 2020 y certificar su egreso, de modo que los chicos de la primaria puedan entrar al secundario y los que dejan el secundario y quieran estudios superiores tengan toda la documentación para hacerlo».

Por otro lado, el Grahovac añadió :»Las universidades tienen la disposición de avanzar en este sentido, ya hablé con (Héctor) Juri y me dijo que la Universidad Nacional de Córdoba pretendía seguir esa línea».

Algunas consideraciones generales:

De esta forma, la vuelta a clase será se realizará en agosto en el 85% del país, es decir, en todas las provincias a menos en el AMBA. En la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense el asunto será distinto, ya que es donde se concentran la mayor cantidad de casos de coronavirus, es por ello que se estima que las clases volverían más allá de las vacaciones de invierno.

«Tenemos que esperar a la semana que viene para ver si transitamos el pico de contagios, de bajar la curva podríamos tener una mirada más optimista. Pero dadas las condiciones actuales no es posible imaginar un regreso en el mes de agosto» resaltó Trotta finalmente