El ministro de Educación adelantó que habrá las licencias para padres y madres cuando retomen las clases con sistema alternado.

El ministro de Educación Nicolás Trotta adelantó que habrá licencias para padres y madres en caso de que se retomen las clases de manera intermitente. Es decir, los estudiantes concurrirán a los establecimientos dos o tres días a la semana y el resto continuarán con la educación a distancia.

En ese sentido aseguró que en el caso de continuar con esta medida se seguirán teniendo en cuenta las licencias establecidas bajo la resolución 270 de Trabajo. Las autoridades del ministerio contemplaron que se retomen las clases luego de las vacaciones de invierno, en tanto no se disparen los casos de coronavirus.

En una entrevista radial el Ministro Trotta aseguró: «Habrá que resolver también el cómo, porque el regreso no será como en marzo, sino escalonado«. Además agregó que «unos alumnos irán un día y otros días otros para no saturar la llegada de docentes y estudiantes y para no abarrotar espacios comunes«. Por otro lado informó que se evalúan protocolos «para cuando llegue ese momento». Se tomará en cuenta la distancia entre bancos, la frecuencia del lavado de manos, la duración de los recreos y el uso de barbijos

En ese sentido el ministro informó «mientras estén suspendidas las clases y si se avanza en este esquema dual, siempre un adulto a cargo se va a poder quedar en el hogar porque está vigente la resolución 270 del ministerio de Trabajo«.

En el articulo 3 la resolución contempla que «mientras dure la suspensión de clases en las escuelas se considerará justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente dure la suspensión de clases en las escuelas se considerará justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente»

Esto quiere decir que aquellos adultos con niños a cargo deberá justificar a su empleador o empleadora la necesidad de quedarse en su casa. Esta dispensa es sólo para un progenitor o persona responsable, por hogar.

Finalmente Trotta insistió en que «volver parcialmente a las aulas no es el escenario ideal, pero implica una evolución respecto de la etapa en que estamos», y enfatizó en que «poder volver un día sí y un día no, implica trabajar en el aula, que haya material para trabajar en las casas y luego poder revisarlo en la escuela«