Luego de que Pfizer haya anunciado una alta efectividad de su vacuna, el laboratorio Moderna anunció que la primera vacuna ARN mostró tener una alta efectividad.

Hace tan solo unas horas el laboratorio Moderna anunció que su vacuna, la primera en la historia con tecnología RNA, contra el coronavirus ha demostrado una efectividad del 94,5%. Esta noticia llega una semana después de que Pfizer haya anuncie también una alta efectividad en su vacuna.

Según informó el laboratorio a través de un comunicado, el resultado se dio a conocer luego de un primer análisis interno de las pruebas en la Fase III, que son las anteriores a la comercialización de las dosis de la vacuna, y que corresponde a 95 personas infectadas con coronavirus.

Mientras tanto, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ya comenzado una revisión y análisis de los datos arrojados por la vacuna mRNA-1273 de Moderna para combatir el covid-19. Lo que representa el primer paso para evaluar si la misma se lanza efectivamente al mercado cuando haya información clínica suficiente. Por su parte, el Comité de Medicamentos de Uso Humano, puso en marcha un análisis de los datos que el laboratorio Moderna, para mostrar su eficacia, y aprobar cuanto antes su salida al mercado.

Asimismo, el organismo EMA, había adelantado que la decisión de iniciar el proceso de prueba «se basa en resultados preliminares de estudios no clínicos y estudios clínicos iniciales en adultos que sugieren que la vacuna desencadena la producción de anticuerpos y células T (células del sistema inmunológico, defensas naturales) que se dirigen al virus», según indicó la Agencia en un comunicado

«Eso debería darnos a todos la esperanza de que realmente una vacuna va a ser capaz de detener esta pandemia y con suerte nos devolverá a nuestras vidas» dijo el Dr. Stephen Hoge, presidente de Moderna, a la agencia Associated Press y añadió: «No será sólo Moderna la que resuelva este problema. Va a requerir muchas vacunas» para satisfacer la demanda mundial.

Esta vacuna esta siendo estudiada por Institutos Nacionales de Salud, en 30.000 voluntarios, de los cuales 11 son casos graves de las 95 infecciones, pertenecían al grupo de placebo. En tanto, no se han detectado problemas de seguridad importantes. Sin embargo, después de la segunda dosis de la vacuna, los principales efectos secundarios fueron fiebre, fatiga, dolores musculares y en el lugar de la inyección.