El presidente Alberto Fernández se apresta a firmar un acuerdo con su par chino, Xi Jinping, para adquirir 30 millones de dosis de la vacuna de Sinopharm contra el coronavirus.

El contrato entre ambos países podría firmarse el próximo miércoles, lo que le permitiría al Gobierno argentino contar con al menos un millón de dosis de la vacuna china Sinopharm de manera rápida para suplir las demoras de fabricación que afectan la provisión de la vacuna rusa, publicó el portal Infobae.

La documentación técnica del desarrollo de Sinopharm se encuentra en manos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que dará el visto bueno para su aplicación en la Argentina.

De todos modos desde el gobierno aclararon que «está todo en negociaciones» y «no hay nada firmado», en tanto remarcaron que las comunicaciones respecto al tema las hará la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

En ese sentido, Vizzotti señaló que aún «no hay ningún contrato firmado con China» pero «obviamente hay negociaciones al igual que con todos los fabricantes».

A la vez, y mientras se espera que en marzo próximo AstraZeneca entregue 1,1 millones de dosis de la vacuna desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford, la Casa Rosada apuesta a las negociaciones con el Kremlin para lograr que se autorice la producción de la Sputnik V en la Argentina, lo cual evitaría la logística que implica ir a buscar cada cargamento de vacunas al Aeropuerto moscovita de Sheremetyevo.

Esas gestiones estarán encabezadas por el embajador argentino ante la Federación Rusa, Eduardo Zuain, quien en las últimas horas afirmó: «Nos importa, a mí personalmente en Rusia, lograr acuerdos que tengan transferencia de tecnología. Un ejemplo: no sólo seguir comprando las vacunas de Rusia, sino lograr que esas vacunas puedan ser fabricadas en la Argentina».

«Lo veo viable. Hay que tener la voluntad. Tanto Rusia como China son potencias que hoy tienen la puerta abierta para la transferencia de tecnología. Y así lograr desarrollo en la Argentina y trabajo», destacó el diplomático de origen santiagueño en declaraciones al sitio Agenda Peronista.