Por la cuarentena solo el 60% de los alquileres fueron abonados.

Según datos estimados de la Cámara Inmobiliaria Argentina, solo el 60% de los alquileres fue pagado durante la primer quincena de abril y estiman que el retraso se debe a las medidas implementadas por el Gobierno por el aislamiento obligatorio preventivo.

“En los alquileres familiares no vemos por ahora tantos inconvenientes de personas que no pueden pagar. La cobranza va bien pero lento por la logística. Se está avanzando con otros medios de pago, como la cuenta DNI que lanzó el Gobierno, transferencias, servicios de motos”, explicó a Infobae Alejandro Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

 “En el caso de los profesionales independientes creemos que a partir de mayo pueden tener más complicaciones para pagar si se mantienen las medidas de cuarentena y no tienen actividad. Las inmobiliarias pueden negociar entre las partes, los inquilinos piden que se contemple cada situación”, señaló Bennazar.

Con todo, el titular de la cámara señaló que las dificultades principales están más en el rubro de los alquileres comerciales, por los locales que no están teniendo actividad ni ingresos, especialmente los del sector de gastronomía.

Sin embargo, desde la organización de Inquilinos Agrupados realizaron una encuesta entre más de 7000 inquilinos. De acuerdo con ese relevamiento, el 42,1% de los encuestados aseguraron que no podrán afrontar el pago del alquiler durante el mes de abril. Mientras que el 50,7% señaló que no pudo obtener el número del CBU del propietario de la vivienda para poder pagar a través de una transferencia.

Entre las empresas del sector, manejan porcentajes muy similares. “De acuerdo a nuestra red de inmobiliarias, en cuanto a viviendas se habla que más del 40% de los inquilinos no han podido pagar los alquileres. Y lo que respecta a la parte comercial, lo que se está tratando es de acordar entre locador y locatario una reducción del pago, por los meses de abril y mayo, por ejemplo, y el resto se refinancia para más adelante. Es decir, no que se baja el valor del alquiler, sino que se paga el 50% y se refinancia el otro 50% para más adelante», indicó Sebastián Sosa, presidente de la cadena de inmobiliarias RE/MAX de Argentina y Uruguay.

Pedido a los Gobernadores

Desde las distintas Cámaras que agrupan a las inmobiliarias del país le están pidiendo a los Gobernadores que se pueden abrir los locales de las inmobiliarias o que se habiliten guardias mínimas para sostener la actividad.

Para eso, elaboraron un protocolo de atención durante la cuarentena y están trabajando en la digitalización total para las operaciones inmobiliarias, como reservas, contratos y cobro de alquileres.

Desde el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) también están trabajando en un relevamiento entre sus matriculados para conocer el porcentaje de alquileres que pudieron ser pagados durante el mes de abril. Aunque anticiparon que el nivel de morosidad no será alto. El resto de los colegios del interior del país, que están agrupados en el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (Cofeci) están realizando sondeos similares en todas las provincias.

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia que se publicó a fines de marzo, se estableció que los propietarios deben comunicar a los inquilinos los datos necesarios para realizar transferencias bancarias o depósitos por cajero automático para efectuar los pagos.

“Tenemos reclamos de gente porque las inmobiliarias les aumentan un 3% para aceptar la transferencia bancaria, porque deben pagar el Impuesto a los Ingresos Brutos. La verdad es que no corresponde. Están obligadas a ofrecer un CBU para recibir el pago electrónico y no pueden cobrar un adicional”, explicaron desde la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.