Villa Azul, el barrio del sur del conurbano bonaerense que se encuentra aislado por un brote de coronavirus, recibió bolsones de verduras de la UTT.

El Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense compró 21 mil kilos de verduras a la UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra) para repartir entre los vecinos de Villa Azul, el barrio del sur de la provincia de Buenos Aires que desde hace varios días se encuentra aislado por estar atravesando un brote de coronavirus. La compra se realizó de manera directa a la Unión para evitar los intermediarios, que encarecen la cantidad de productos. Además, la organización de productores de la agricultura familiar donó 2 mil kilos más de verduras para el barrio.

Juan Pablo Della Villa, miembro de la UTT, aseguró: «Con esto se benefician las dos puntas: las familias trabajadoras de la tierra, que evitan la cadena de intermediación que hace negocio quedándose con la mayor parte del precio, y los vecinos de Villa Azul, que reciben un bolsón de verduras sanas y pueden pensar en alimentarse mejor que con sólo el paquete de fideos«. Desde que llegó la pandemia de coronavirus a nuestro país, la agrupación lleva donados unos 100 mil kilos de verduras a comedores populares. En esta ocasión, el ministerio les encargó bolsas con productos de estación, como papa, zapallo, batata, cebolla, acelga, lechuga y apio. La distribución casa por casa la efectuaron los municipios de Avellaneda y Quilmes.

villa azul
La UTT entrega bolsones de verduras en Villa Azul

La UTT es una organización social formada por familias de agricultores que viven bajo la línea de pobreza. «Nos interesa mucho destrabar la decisón política para que el Estado le compre también a la agricultura familiar. Nosotros venimos empujando esta forma de trabajo con los municipios, muy a pulmón, y este es el primer acuerdo que tenemos con la provincia de Buenos Aires. Cuando Andrés Larroque asumió en el Ministerio [de Desarrollo de la comunidad] hace veinte días, nos pusimos a disposición. Nos parece muy positivo que el estado cumpla su deber de abastecimiento con una lógica superadora a la de siempre«, señaló Della Villa.

Si bien desde que comenzó la pandemia la venta de bolsones de verduras viene en aumento, desde la UTT señalan que los quinteros también se encuentran atravesando un momento crítico en términos económicos. Sus condiciones de vida no son buenas: la mayoría de las veces viven en construcciones precarias que levantan en los lugares donde alquilan las tierras para cultivar.