Se trata de Coronavac, producida por el laboratorio SinoVac, una de las cuatro vacunas que están siendo testeadas en China.

Yin Weidong, presidente de la farmacéutica china SinoVac, aseguró que CoronaVac, la vacuna que la empresa se encuentra desarrollando contra el coronavirus, podrá empezar a aplicarse de manera masiva a principios de 2021. Se trata de una de las cuatro vacunas que actualmente se están desarrollando y testeando en China.

La CoronaVac está en la fase 3 de los ensayos clínicos, y según Yin, las pruebas realizadas con los voluntarios mayores de 18 años «no han mostrado especiales reacciones adversas«. Además, aseguró que la vacuna permite «combatir todas las cepas del coronavirus SARS-CoV-2 existentes en el mundo«.

Actualmente, los ensayos clínicos de esta vacuna se están llevando adelante en Brasil, Turquía, Bangladesh e Indonesia. En Argentina, por otra parte, será testeada otra vacuna china, la que está siendo desarrollada por el laboratorio Sinopharm.

Yin explicó que desde SinoVac probaron siete tipos diferentes de vacuna y descubrieron que «la vía de la vacuna inactivada era la mejor«. Esto significa que no inocula un virus vivo en el cuerpo, a diferencia de otras vacunas.

A principios de este mes, SinoVac había anunciado que los resultados de la vacuna en las fases 1 y 2 habían sido buenos, demostrando «buena seguridad e inmunogenicidad» en personas sanas de entre 18 y 59 años y también en adultos sanos mayores de 60 años, si bien respecto a este último grupo los niveles de anticuerpos generados fueron levemente inferiores.

Durante una entrevista con varios medios de comunicación en la fábrica de SinoVac, situada en la ciudad de Pekín, Yin aseguró que el establecimiento tiene capacidad para producir 300 millones de dosis por año. El presidente de la farmacéutica, sin embargo, no descarta que se pueda fabricar la vacuna en otros países.