El regreso a las aulas se combinará con clases virtuales, alternando grupos de alumnos y semanas

Hoy comienza el ciclo lectivo 2021 en el nivel primario de manera presencial en las provincias de Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán. También los primeros y segundos años de los secundarios porteños, que no habían iniciado el 17 de febrero.

Regreso a aulas

Esta semana comienzan también Formosa (el martes), Neuquén (el miércoles) y Río Negro (miércoles), que se suman a la Ciudad de Buenos Aires y Jujuy, que iniciaron en febrero. La alternancia escolar, que implica una combinación de clases presenciales con clases virtuales, predomina como modalidad de regreso en la mayoría de los protocolos publicados.

El 17 de febrero ya habían vuelto a las aulas más de un millón de estudiantes que habían tenido trayectorias discontinuas durante el 2020 y necesitaban reforzar contenidos. El lunes 8 de marzo, además, se terminarán de sumar el resto de los estudiantes de colegios secundarios. 

Rotaciones semanales y diversos estrictos protocolos de cuidado, que incluyen el ingreso escalonado para evitar concentraciones, el control de temperatura en la entrada, la limpieza y ventilación de las aulas, son algunas de las medidas que fueron necesarias implementar para la vuelta. 

Según lo establecido por el Plan Jurisdiccional para un Regreso Seguro a las Clases presenciales, las jornadas escolares serán de 4 horas, organizadas en bloques de 90 minutos que estarán separados entre sí por un tiempo de descanso de cinco minutos. 

En las aulas se debe mantener una distancia de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con el o la docente, y la ventilación de las mismas debe realizarse de manera permanente. En el caso de la Provincia, existen dos modelos de presencialidad.

Regreso a aulas

El primero, de presencialidad completa, implica que los niños podrán asistir todos los días a la escuela de lunes a viernes. Este es el caso de escuelas de doble jornada (que permite dividir las clases en dos grupos y organizar para que uno vaya a la mañana y otro a la tarde), que tienen matrícula reducida o que cuentan con espacios complementarios que pueden ser utilizados para el desarrollo de las clases.

El segundo modelo, de presencialidad combinada, supone intercalar la asistencia presencial con otras actividades no presenciales que se llevarán a cabo en las casas. En algunas escuelas se divide a la clase en dos grupos de estudiantes y cada grupo se rotará semanalmente para asistir a la escuela.

En otras escuelas, sin embargo, se implementará un sistema de «asistencia programada» que supone que, por ejemplo, en las aulas que entran 18 alumnos pero hay 20 en total, se organice de manera programada para que haya clases todos los días pero que cada jornada no concurran todos los estudiantes.

La información surge del tercer “Monitoreo de protocolos de regreso a clases presenciales”, elaborado por el Observatorio Argentinos por la Educación. Al menos 16 provincias ya publicaron en su página web las medidas para la reapertura de las escuelas, según ese informe.

Presentar un protocolo claro y compartirlo con la comunidad educativa en particular, y la sociedad en general, implica entre otras cosas aceptar que la escuela ya no es la misma, que ya no es posible pretender una determinada normalidad prepandemia. Implica también aceptar que necesitamos nuevas políticas institucionales«, detalla el informe.

En el caso de Mendoza, se sugiere el esquema de alternancia semanal en la medida de lo posible, priorizando la organización de las familias (por ejemplo, que los hermanos compartan el mismo turno). En San Juan se estipula que la organización y alternancia varían de acuerdo al nivel educativo.

En Formosa como en Chacopriorizan a los estudiantes de los primeros años de cada nivel. Y en Corrientes los cursos se dividirán en “grupos burbuja” y se generará un esquema para que todos puedan tener alternancia entre presencialidad y virtualidad. Jujuy y Salta son las únicas dos provincias que difundieron sus protocolos en webs oficiales.

En estas webs se establece una combinación de presencialidad y virtualidad. En Tucumán y Catamarca hay normativas sobre el regreso a clases, no publicadas en sitios de gobierno, donde se establece la combinación de presencialidad con no presencialidad (que puede ser virtualidad, y también otras alternativas no presenciales como distribución de cuadernillos o consultas telefónicas).

La Rioja y Santiago del Estero, no se ha encontrado información oficial, al igual que Misiones. La Pampa, Río Negro, Neuquén y Tierra del Fuego publicaron sus protocolos de manera online. En estas cuatro provincias, donde se establece una combinación de presencialidad y virtualidad, cada escuela define la organización de regreso a clases según las condiciones edilicias y la cantidad de alumnos.

En Neuquén la máxima duración de la jornada es de 3 horas diarias en una primera etapa, mientras que en La Pampa y Tierra del Fuego es de 4 horas. En Río Negro no se especifica este punto. No hay información de Santa Cruz. Y en Chubut, que comienza luego de tres años de conflicto docente, será “alternado”.