Una lesión en la pelvis lo privará del primer Grand Slam de año.

Primer impacto de la temporada tenística 2020, aunque no haya arrancado aún el inicio de la misma. El escocés Andy Murray anunció que no participará de la primera gran cita del año, el Australian Open, debido a una lesión en la pelvis que lo tiene a maltraer. Tampoco tomará parte de la ATP Cup, que dará comienzo el 3 de enero. Sin dudas representa una mala noticia para los amantes del deporte blanco, al tanto de las vicisitudes y tormentas que viene padeciendo el nacido en Dunblane desde el 2017. Melbourne no tendrá en su grilla al cinco veces finalista de su torneo, una baja sensible ya que había muchas expectativas del público en volver a verlo participar de un Grand Slam, a un año de su último partido en un certamen de este calibre, cuando cayó ante el español Roberto Bautista Agut en cinco sets, en memorable match. Por supuesto que quedan truncas las negociaciones del británico con las autoridades del Kooyong Classic, torneo de exhibición previo al Australian Open, que querían contratarlo para el evento.

El último cotejo disputado por Murray en forma oficial fue en Madrid ante el holandés Tallon Griekspoor, por la Copa Davis, encuentro que fue ganado por el escocés, pero con el costo de una lesión en la ingle, que lo marginó del resto de la competencia por equipos. Se esperan novedades de la evolución de su pelvis y la fecha estimativa de su retorno al circuito, que lo encuentra ubicado en la 125° ubicación del ranking ATP.