Bagnis dio todo pero Garín fue más sólido en la final y se quedó con el título.

No pudo ser para Facundo Bagnis (118°) en la final del ATP 250 de Chile (arcilla/outdoor), el local Cristian Garín (22°) lo derrotó por 6/4 6/7(3) y 7/5 y se quedó con el título, en partido muy parejo y emotivo que se extendió por dos horas y 36 minutos. El tenista argentino disputó su primer encuentro decisivo en la máxima categoría del circuito y dio la talla, obligando al campeón, con mayor experiencia en este tipo de instancias, a jugar su mejor tenis en el Court Central del Club Deportivo de la Universidad Católica. Con esta victoria, Garín suma su quinto trofeo a su a vitrina, todas logradas en torneos sobre canchas de polvo de ladrillo.

Gran semana para Bagnis, que había alcanzado las semifinales del Córdoba Open un par de semanas atrás. Desde este lunes aparecerá en el 105° lugar del ranking, trece escalones más arriba y perfilado para volver al top 100. El rosarino se bajó del Challenger a desarrollarse a partir de la semana entrante en la capital chilena y aprovechará para descansar de la intensa gira sudamericana de tierra batida. Garín, por su parte, subirá dos posiciones en el escalafón mundial hasta el 20° puesto, a solo dos sitios de su mejor ubicación, lograda en abril de la temporada pasada.