Solamente se habían suspendido durante las dos guerras mundiales.

La pandemia del Coronavirus provocó el hecho histórico de la suspensión de la realización de los JJ.OO. de Tokio, algo que solamente había sucedido anteriormente en ocasión de las dos guerras mundiales, cuando los juegos de 1916, 1940 y 1944 no pudieron realizarse. Esta vez la guerra es contra un enemigo común y así lo entendió el COI.

En 1916, la ciudad designada para la organización de los juegos era Berlín, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial el 28 de julio de 1914 impidió su realización, a solo 20 años de su restauración. Pensar que en la antigüedad, los griegos vivían en permantes guerras y durante 14 siglos respetaron siempre la «tregua olímpica» para realizarlos.

Después de la suspensión de 1916 por la Primera Guerra Mundial, Berlín sería sede en 1936, donde los juegos fueron utilizados por Hitler para difundir su propaganda nazi.

En 1940, los juegos debían realizarse en Tokio. Pero la segunda guerra sino-japonesa (chino-japonesa) de 1937 obligó a Japón a renunciar a la organización. El COI decidió trasladarlos juegos a Helsinski y a principios de 1939 cerca de 60 países habían confirmado su participación. Pero al iniciarse la Segunda Guerra Mundial no hubo más remedio que cancelarlos.

Poster de los Juegos Olímpicos Tokio 1940 que finalmente no se realizaron

En 1944 la ciudad anfitriona era Londres, conforme se había decidido en 1939. Pero apenas iniciado el conflicto mundial, el gobierno inglés renunció dado que todo su potencial debía concentrarse en la guerra. El COI comprendió y decidió cederles sin votación la organización de la edición de 1948, que sí se realizó aun cuando la ciudad estaba siendo todavía reconstruída.

Los Juegos Olímpicos sobrevivieron a la «Guerra Fría» y las ediciones de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984 se realizaron pese a los boicots de uno u otro lado. Pero hoy la humanidad tiene un enemigo común, sin distinción de razas ni fronteras. El Olimpismo lo entiende, aunque aclara que el encuentro deportivo no se cancela. Solamente se posterga.