Decisión tomada: ante la posibilidad de un juicio, Lionel Messi no se irá de Barcelona.

El argentino Lionel Messi rompió el silencio en una entrevista dada en su casa de Castelldefels a Goal, donde manifestó que continuará en el F.C. Barcelona cumpliendo con el año de contrato que le queda, toda vez que el presidente Josep María Bartomeu no cumplió con su palabra de respetar la decisión cualquiera fuese al final de la temporada y, en contrario, ir a juicio para dirimir si puede o no marcharse del club.

Messi sostuvo que jamás iría a juicio contra la entidad que le ha dado todo y que es eso lo que le hizo rever la decisión de irse del Barcelona, decisión que según él no tomó por la derrota frente al Bayern Munich por 8 a 2 en sí, sino por la ausencia de un proyecto futbolístico superador en el club que le permitiera al equipo pelear por cosas importantes en los campos de juego.

Marcha atrás: Messi se queda en Barcelona.
Imagen de la entrevista que Messi dio en su casa a Goal, en la que cuenta que seguirá en Barcelona.

En la entrevista, realizada por el periodista Rubén Uría (que trabaja en TVE, Gol Televisión y escribe en el sitio goal.com donde se publicó la entrevista), Messi destacó que durante todo el año le había dicho al presidente Bartomeu que no se sentía cómodo y que quería cambiar de aire, a lo que el directivo le respondió que cuando terminara la temporada, sería libre de elegir su próximo destino.

Marcha atrás: Messi se queda en Barcelona.
Rubén Uría, el periodista de Goal con el que Messi eligió romper el silencio.

«El presidente siempre dijo que yo al final de la temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar, y al final no terminó cumpliendo su palabra» fueron los dichos textuales de Messi respecto al presidente de Barcelona, en lo que él entiende fue una traición de la Comisión Directiva del club catalán.

«Yo pensaba y estábamos seguros que quedaba libre, el presidente siempre dijo que al final de la temporada yo podía decidir si me quedaba o no. Ahora se agarran con que no lo dije antes del 10 de junio, cuando resulta que en el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus éste de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas».

La principal disputa entre Messi y el club es entonces cuándo uno interpreta que se terminó la temporada. Mientras el club se aferra a las fechas establecidas a principio de la misma, Messi sostiene que esas fechas se vieron totalmente alteradas por la pandemia mundial del COVID-19 y que recién culminó tras la eliminación de la Champions en Lisboa ante el Bayern.

Marcha atrás: Messi se queda en Barcelona.
Bartomeu y Messi cuando todo era sonrisas y confianza entre ellos. Hoy el jugador se siente defraudado y la relación está rota, tal vez para siempre.

«Voy a seguir en el club porque el presidente (Bartomeu) me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones. Y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barcelona, no iría nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué. Es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio», dijo el jugador

Al margen de que sus declaraciones deben ser ciertas, hay que considerar que la postura inflexible del Barcelona de no bajar un euro a la cláusula de rescisión, hace imposible que cualquier club pueda hacerse con su pase. Más todavía si dentro de diez meses el gasto puede ser cero. Y también que el juicio, aunque fuera ganado por Messi, llevaría tiempo durante el cual Leo no jugaría, cosa que a los 33 años y ávido de goles y récords no está dispuesto a hacer.

«Voy a seguir en el Barcelona y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada», dijo con firmeza el jugador. Y esto seguramente será así. Y mucho más si la «renovación» que plantea el nuevo técnico Koeman da buenos resultados de entrada.

Marcha atrás: Messi se queda en Barcelona.
¿Cómo será la relación entre el nuevo DT de Barcelona Ronal Koeman y Messi luego del episodio del burofax?

Messi siempre quiso un equipo para poder competir con posibilidades serias. El año que le queda de contrato podrá ser de una lenta agonía si el funcionamiento y los resultados no se dan, o de esperanzas de renovar una vez más con el club catalán si el nuevo DT cambia las cosas milagrosamente.

Marcha atrás: Messi se queda en Barcelona.
Así publicitó el Barcelona el lanzamiento de su nueva camiseta. Con Messi, ya sin Suárez, Rakitic y Vidal, rodeado de Griezmann, De Jong y Piqué, bases de la reconstrucción.

Lo cierto es que Messi se queda. Estuvo cerca de irse de Barcelona como nunca antes en su vida, pero se queda. Y eso es la historia del día en el mundo del fútbol.