Fue 1 a 1 en el Libertadores de América.

En un final polémico, Independiente consiguió un empate de local frente a Arsenal en un gol. Lo ganaba el equipo de Sarandí con un gol de Álvarez Suárez a los 15´y el Rojo no podía, cuando en el quinto minuto agregado el árbitro Nazareno Arasa cobró una dudosa falta cerca del área visitante que Leandro Fernández transformó en gol de manera formidable.

Álvarez Suárez festeja su gol, concretado tras una muy buena jugada preparada.

Es que realmente no pudo observarse que haya habido falta alguna contra Barboza y, más allá de la soberbia ejecución de Fernández que posibilitó el empate, darle a Independiente la chance de un tiro libre cerca del borde del área ante una infracción que parece no haber existido, motivó las protestas de los jugadores y cuerpo técnico de Arsenal.

Fernández se quita la camiseta durante el festejo de su gol, lo que derivará en su expulsión.

«Es una vergüenza el tiro libre que cobró el árbitro en la última jugada del partido», declaró un muy nervioso Sergio Rondina. «Le regaló el último tiro libre al local, porque parece que no podía perder Independiente», insistió el técnico de Arsenal, que al finalizar el partido ingresó al campo para separar a sus jugadores del juez.

Sergio Rondina, técnico de Arsenal, fue muy duro con el árbitro Arasa al finalizar el partido

Lo cierto es que el resultado final fue un empate con gusto a poco para el equipo de Sarandí, que en el próximo partido contra Vélez no podrá contar con Kaprof, que se desgarró durante el partido. A su vez, en Independiente fue expulsado Fernández al recibir la segunda amarilla por quitarse la camiseta en el festejo del gol y Barboza llegó a la quinta amonestación. Ninguno de los dos estará el próximo partido frente a Gimnasia.