La NBA volvió adaptada a la nueva normalidad, con todos los equipos en la «burbuja» de Disney World y actividad sin respiro.

La NBA nunca pensó en dejar su temporada trunca por la pandemia de COVID-19, y 141 días después del último partido oficial volvió a la actividad con todos los planteles de los equipos participantes en un mismo lugar, el complejo deportivo con instalaciones de última generación que ESPN posee en Disney World y un extenuante cronograma.

La nueva NBA de la pandemia.
La acción volvió a la NBA, con todos los equipos concentrados y compitiendo en la «burbuja» que tiene ESPN en Disney World.

Si bien en la reapertura solo hubo dos partidos programados, a partir del segundo día se realizarán entre cinco y seis partidos por día, un ritmo frenético para los jugadores que a su vez estarán sometidos a constantes y exhaustivos controles, no sea cosa de que alguno se contagie y tire por la borda toda esta organización que pretende ser modelo.

Es toda una novedad que 22 equipos permanezcan concentrados en un solo lugar donde a su vez se juegan todos los partidos. Vale aclarar que, siendo 15 equipos por conferencia, fueron dejados de lado aquellos que no tenían posibilidades de ser campeones. Jugarán ocho partidos para terminar la temporada regular y definir las posiciones para los playoffs.

Las tres canchas donde se realizan los encuentros están ubicadas dentro del ESPN Wide World of Sports de Disney, en Orlando, estado de Florida. Y en un alarde de tecnología, hay 300 invitados de la NBA por encuentro, que asisten virtualmente al partido y que dan un fondo de espectadores a las imagen que se transmiten por televisión.

La idea es darle a la gente que mira los partidos desde su casa, una experiencia novedosa. Así, hay nuevos ángulos de cámaras y se puede escuchar todo lo que dicen los jugadores. Para que no haya demasiado personal técnico en las cercanías del campo de juego, muchas de las cámaras son robotizadas. El slogan que eligió la NBA es «Whole new game» («Todo un juego nuevo») y hacen lo posible por demostrarlo.

En la jornada inicial, sin embargo, la imagen más fuerte no fueron los alardes tecnológicos o los protocolos de seguridad por el virus, sino el aval que dio la NBA para sumarse a la causa contra los abusos policiales difundiendo el lema «black lives matter», pintándolo en el suelo de parquet de las canchas y permitiendo que jugadores y técnicos se expresaran al respecto.

Ver a la inmensa mayoría de los presentes, incluidos los árbitros, hincar una rodilla al piso durante la ejecución del himno nacional de los Estados Unidos, en ese símbolo de protesta que ya trascendió las fronteras, fue sencillamente conmovedor. La NBA se reanudaba y el mundo entero estaba pendiente, lo que constituyó una oportunidad inmejorable para difundir el mensaje.

Sin embargo, no todos se arrodillaron. Meyers Leonard, pivote de Miami Heat no lo hizo durante la ejecución del himno en el partido frente a Denver Nuggets. «Apoyo al black lives matter, pero mi hermano y muchos amigos cercanos han jurado defender este país y mi patriotismo es muy profundo. Creo que puedo hacer ambas cosas», declaró. Leonard tiene un hermano mayor militar que peleó en Afganistán.

La nueva NBA de la pandemia.
Meyers Leonard, no se arrodilló a pesar de apoyar el «black lives matter» por su patriotismo

El primero en no hacerlo fue el jugador de color Jonathan Isaac de los Magic. Con la particularidad de que en el segundo partido oficial, contra Sacramento, sufrió un desgarro en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, lesión que lo mantendrá alejado de las canchas por varios meses.

La nueva NBA de la pandemia.
Jonathan Isaac, de pie mientras se ejecuta el himno mientras el resto de la cancha se arrodilla
La nueva NBA de la pandemia.
La lesión de Isaac ante los Nuggets lo dejará afuera del resto de la temporada.

En cuanto a lo deportivo, los equipos dominantes en el Este son los Milwaukee Bucks y el último campeón Toronto Raptors, mientras que en el Oeste, los Lakers de Le Bron James miran a todos desde arriba. Sin embargo ayer perdieron 107 a 92 contra los Raptors, a pesar del aporte de 20 puntos y 10 rebotes de Le Bron.

La nueva NBA de la pandemia.
Le Bron James y los Lakers no pudieron nuevamente con el campeón Toronto Raptors

La NBA levantó el telón en las tierras de Disney, y un mundo ávido de deporte puso sus ojos sobre ella como no podía ser de otra manera. El espectáculo debe continuar.