Los Pumas fueron duramente derrotados 38 a 0 por los All Blacks.

En su tercer partido por el torneo Tri Nations, el seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, no pudo repetir la actuación de dos semanas atrás y sufrió una dura derrota por 38 a 0 frente a los All Blacks, En un torneo especial, donde se venció por primera vez en la historia al seleccionado de negro, también por primera vez se termina un partido sin marcarle puntos al equipo neocelandes.

Los Pumas esta vez no pudieron
El tradicional «haka», dirigido por el hoy medio scrum suplente T.J. Perenara.

Todo empezó con una gran expectativa, y el gesto de los All Blacks, que antes de iniciar el tradicional «haka», homenajeó al recientemente fallecido Diego Armando Maradona. Ya formados para esa danza guerrera maorí, el capitán Sam Cane se adelantó unos pasos hacia el también formado equipo argentino y desplegó una camiseta negra de su seleccionado con el número 10 y el apellido Maradona en su dorsal, ante el respetuoso silencio del estadio.

Los Pumas esta vez no pudieron
Sam Cane, capitán de los All Blacks, pone sobre el césped una camiseta de su seleccionado con el número 10 y el apellido Maradona antes del tradicional «haka».

Se sabía que era muy difícil. Los All Blacks venían heridos en su orgullo por haber perdido por primera vez en su historia con Argentina y siendo muy criticados tras dos derrotas consecutivas (la semana anterior habían perdido por dos puntos con Australia) y tuvieron dos semanas para preparar esta revancha.

Los Pumas esta vez no pudieron
La presión de los All Blacks fue sofocante para Los Pumas.

Por el contrario, Los Pumas ya sienten el trajín de tres semanas consecutivas compitiendo contra dos de los seleccionados más poderosos del mundo, sin descanso. Esto ya se sabía, por lo que era lógico que Mario Ledesma presentara muchos cambios que, si bien por un lado podía considerarse que el equipo se debilitaba, por el otro le daba aire y frescura.

De entrada los All Blacks pusieron toda la presión y dinámica con la que están acostumbrados a jugar, encima de los argentinos. Pero Los Pumas respondieron a puro tackle, muchas veces cerca de si in goal, frenando a los de negro y tratando de imponer su estrategia de alejar el riesgo con el pie y recomponer líneas rápidamente.

Los Pumas esta vez no pudieron
El hooker Dan Coles consigue el primer try del partido

Una vez lograron los All Blacks perforar la defensa argentina y apoyar un try. Fue a los 12´a través de su hooker Dan Coles, pegado a la bandera derecha y a la línea del costado, lo que no fue impedimento para que el medio apertura Mo´unga consiguiera dos puntos más por la conversión. Otro penal del mismo jugador llevó el partido a 10 a 0 en favor de los neocelandeses tanteador con que se cerró la primera etapa y que resultó exiguo para el enorme dominio de los de negro.

Los Pumas esta vez no pudieron
La impresionante defensa de Los Pumas impidió que la diferencia fuera aún mayor.

En el principio del segundo tiempo se vio una reacción de Los Pumas. Pero es muy difícil cuando cada vez que se logra realizar una jugada, la pelota se termina cayendo provocando un knock-on con el consecuente scrum a favor de los contrarios. Y Argentina padeció de esos errores, muchas veces no forzados que no solo terminan con un ataque propio sino que van minando la confianza.

Caleb Clars, uno de los mejores en los All Blacks logra a los 12´del complemento el segundo try a pura potencia, cuando Los Pumas defendían heroicamente. 17 a 0 y a ver si se podía concretar la reacción argentina. Nada de eso. Los últimos 20 minutos fueron un cúmulo de errores y dos intercepciones de pelota del rapidísimo Will Jordan estiraron el marcador, que se cerró con un último try de Tuipolotu.

Los Pumas esta vez no pudieron
La desazón de Los Pumas al concluir el encuentro con los All Blacks.

Una noche en la que a Los Pumas no les salió nada. Queda un último partido frente a Australia. Para arrebatarles el Tri Nations a los All Blacks, Los Pumas deberían ganar por 93 puntos de diferencia y Australia por 101, algo imposible. Una lástima en un torneo que había empezado tan bien para el seleccionado argentino.