La amonestación que recibió frente a Independiente era la cuarta y no la quinta, como se había informado.

Para muchos Nacho Fernández es el mejor jugador, no solo de River sino de la Superliga. Sin duda alguna, en el equipo de Marcelo Gallardo ocupa un lugar importantísimo. Al punto tal que el propio director técnico les pidió a fin de año a los dirigentes que hicieran lo imposible para que se quedara. Ignacio «Nacho» Fernández entiende a la perfección lo que el entrenador pretende de él. Es inteligente, tiene mucha dinámica, es el que se mueve constantemente para crear superioridad numérica sobre el rival, es preciso con los pases y llega frecuentemente al gol. ¿Les parece poco?

Por eso el domingo pasado en el estadio Libertadores de América, cuando a los 26´del segundo tiempo del partido frente a Independiente el árbitro Fernando Rapallini lo amonestó, cundió la alarma en el mundo River: Nacho Fernández llegaba a la quinta amarilla y debía cumplir una fecha de suspensión en el partido del próximo fin de semana frente a Godoy Cruz.

Sin embargo, esta información era errónea: Fernández tenía tres amarillas acumuladas y no cuatro. La confusión nace en el partido del último 3 de noviembre entre Aldosivi y River en Mar del Plata, donde casualmente el mismo árbitro Rapallini amonesta a Pinola y la televisión, por error, señala que el amonestado había sido Nacho. Lo que realmente vale es el informe del árbitro, por lo que la Superliga pidió a la AFA se le informe lo que quedó registrado en el Tribunal de Disciplina. Quedó comprobado que solo tiene cuatro amonestaciones y está perfectamente habilitado para jugar frente a Godoy Cruz.

Nacho Fernández, juega
Marcelo Gallardo podrá contar con Nacho Fernández para enfrentar a Godoy Cruz.

Tranquilidad en River y principalmente en Marcelo Gallardo, que podrá contar con un jugador fundamental. Simplemente se trató de un error en la información que ya quedó subsanado