El Pincha venció 1 a 0 en el Bosque con gol de Retegui.

El clásico de La Plata se volvió desparejo. Siempre hay rachas entre dos rivales de una misma ciudad, a favor de uno u otro rival. Pero en este caso, Gimnasia y Esgrima no le gana a Estudiantes desde hace 14 partidos. La última victoria para el Lobo fue por 3 a 1 … ¡en el Clausura 2010!

Había esperanzas en los hinchas triperos de que con Maradona como técnico la cosa cambiara. Por eso colmaron la cancha del Bosque llenos de esperanzas. El recibimiento fue apoteótico, a pedido de Diego. Pero una vez iniciado el partido, los dos se dedicaron más a la fricción que a jugar al fútbol. Roces, faltas fuertes, choques de cabezas con cortes incluídos derivaron en un juego demasiado interrumpido. Apenas un disparo de Guiffrey dentro del área chica que se fue alto tras un rebote y una entrada por la derecha de Castro bien conjurada por la rápida salida de Martín Arias. Todo lo demás empujones y discusiones entre los jugadores, destacándose una entre Licht y la Gata Fernández que terminó involucrando a casi todos.

El clima estaba tan tenso que al terminar el primer tiempo Maradona ingresó al campo de juego y encaró hacia donde estaba Fernández y le gritó: «¿Qué te hacés el guapo? ¿Saltás un metro así y ahora te hacés el guapo?». La Gata, lejos de amedrentarse, respondió: «Ah, sí… ¿Y vos? ¿Te gustan las cámaras?». «¡Saltá canguro! ¡Canguro hijo de p…!». A la Gata se lo llevaron y a Diego lo intentaron calmar. Entre tanto homenaje y regalo, Maradona tuvo su primer entrevero serio con un rival.

Ni con Maradona en el banco Gimnasia logró evitar la derrota frente a Estudiantes.
En el entretiempo Maradona lo fue a buscar a la Gata Fernández y tuvieron un fuerte entredicho.

En el segundo tiempo siguió la tensión, pero al menos hubo más situaciones. La primera fue para Gimnasia, cuando Nicolás Contín recibió un centro rasante dentro del área, cerca del punto del penal, y su remate de primera se fue muy alto. Nefasto presagio para el Lobo, porque en la siguiente jugada, una doble pared entre la Gata Fernández y Mateo Retegui terminó con remate a media altura de éste último desde el borde del área que se metió junto al palo izquierdo de Alexis Martín Arias. Era el 1 a 0 que coronaba la mejor combinación del partido. Gimnasia reaccionó con más ganas que fútbol y casi consigue el empate cuando un centro pegó en la cabeza de Facundo Sánchez y obligó a Andújar a una intervención espectacular para quedarse con la pelota. Gimnasia siguió yendo a buscar el empate con ímpetu. Quedó tiempo para un cabezazo de Schunke que contuvo el arquero tripero y un remate de derecha desde el borde del área del zurdo Matías García que se fue lejos cuando podía haber sido la igualdad de haber tenido más dirección.

Ni con Maradona en el banco Gimnasia logró evitar la derrota frente a Estudiantes.
Mateo Retegui, con la cabeza vendada por un corte en el primer tiempo, festeja su gol yendo a buscar a Fernández, con quien elaboraron la gran jugada previa.

Fue 1 a 0 para Estudiantes en el Bosque y continúa la racha sin ganar el clásico para Gimnasia. Al término del partido Fernández declaró que no estaba a la altura de Maradona para discutir con él. «Son cosas del partido» dijo, y le ofreció disculpas al técnico. Pero Diego seguía enojado y respondió: «Cuando vos estabas en los huevos de tu papá, yo estaba en las cámaras, bolu… Entonces no me vengas a forrear. No me boludees». Final para un clásico caliente, con más discusiones que fútbol pero que, como hace más de trece años, casi siempre gana Estudiantes. Aún con Maradona del lado de Gimnasia.

Ni con Maradona en el banco Gimnasia logró evitar la derrota frente a Estudiantes.
Cara a cara en el entretiempo. Después del partido, Maradona no aceptó el pedido de disculpas de la Gata y la siguió.