Iba ganando dos veces contra Newell´s en el Libertadores de América pero terminó perdiendo 3 a 2 a minutos del final.

Hay rachas en las que nada te sale bien. Eso parece pasarle a Independiente. Cuando Sebastián Beccacece era el director técnico, el equipo parecía confundido. Por momentos uno creía ver que los jugadores no entendían al entrenador mientras los hinchas no comprendían sus decisiones tácticas o cambios. Cuando hace un mes el pelilargo conductor dejó su cargo y asumió el hasta ese momento Coordinador de Inferiores Fernando Berón, pareció en los primeros partidos que todo se ordenaba. El nuevo encargado hizo las cosas simples. Puso la heladera en la cocina, el inodoro en el baño, etc. y sin nada raro, se le dieron un par de resultados. Tanto optimismo generó, que la dirigencia llegó a pensar en sentarse a hablar para que siga al frente del equipo en el 2020. Un poco por lo que había mostrado y otro por los problemas económicos que tiene el club.

Sin embargo todo cambió en las últimas tres fechas del año de la Superliga, antes del receso de verano. El empate de visitante frente a Aldosivi y la derrota como local ante Banfield volvieron a poner en duda si el camino que se estaba recorriendo era el correcto. Por eso el partido de esta tarde ante Newell´s era importante. Tanto en el resultado como en el juego. Y si bien por momentos se vieron buenas intenciones y juego asociado, el resultado frente a los rosarinos y la forma en que se perdió tan cerca del final, dejó un clima de impaciencia e incertidumbre de cara a las vacaciones que ya inicia el plantel.

El partido, a pesar de algunas indecisiones defensivas por parte del local que eran aprovechadas por la velocidad de Leal, se presentó favorable a Independiente. Y mucho más cuando a los 8´ tras una pelota larga, Cecilio Domínguez le ganó a toda la defensa rojinegra y definió por sobre la cabeza de Aguerre para poner el 1 a 0. El partido se hizo interesante porque Newell´s también atacaba chocando siempre con Campaña, hasta que a los 38´un pelotazo cruzado de Moreno a espaldas de Sanchez Miño encontró la llegada sorpresiva de Gabrielli que definió fuerte y de primera estableciendo el empate. Empezaba a crecer el mal humor en la gente cuando, en la última jugada del primer tiempo, transcurridos 30 segundos del minuto adicionado, en un tiro de esquina desde la derecha a favor de Independiente, hay un empujón de Fontanini a Franco que el árbitro interpreta como falta y cobra penal. La ejecución de Silvio Romero fue baja, a la derecha de Aguerre que fue para el mismo lado, pero la violencia del disparo evitó que lo pudiera desviar. Independiente se iba al descanso con la ventaja de 2 a 1 un tanto injusta, ya que el partido había sido equilibrado y el empate le quedaba mejor.

Domínguez define de manera magnífica para lograr el primer tanto del partido.

En el complemento, Berón intentó tener el dominio del mediocampo con los ingresos de Domingo Palacios por Blanco y Benítez, de pálida tarea. El Rojo mejoró y tuvo sus oportunidades, pero todo empezó a desmoronarse a los 14´del segundo tiempo cuando tras un tiro de esquina ejecutado desde la izquierda, Franco perdió a Fontanini que cabeceó en soledad para poner el empate en dos. Un gol muy parecido al que le había convertido Lollo para Banfield la fecha pasada. El partido ganó en intensidad. Un tiro de media distancia de Pablo Pérez pasó muy cerca. A los 28´hubo un claro penal de Domínguez, que agarró de la camiseta a Maxi Rodríguez estirándosela y que el árbitro Vigliano no cobró. Parecía que terminaba en empate pero a falta de tres minutos para los 90, una pelota recuperada en tres cuartos de cancha por Newell´s es cruzada al área, donde Rivero de primera y de espaldas al arco, habilita a Maxi Rodríguez que entraba al área por el sector derecho y define ante la salida de Campaña para darle el triunfo a la Lepra. Berón no lo podía creer y la gente tampoco.

El festejo del equipo rosarino ante el triunfo a minutos del final.

Un solo punto de los últimos nueve, con dos de esos tres partidos jugados de local, es una magra cosecha. Tanto que, cuando parecía que el barco se enderezaba, volvió a sobrevolar la incertidumbre en ese sector de Avellaneda.

Independiente: Campaña; Bustos, Franco, Figal y Sánchez Miño; Pablo Pérez y Lucas Romero; Blanco (46´Nicolás Domingo), Martín Benítez (46´Palacios) y Cecilio Domínguez; Silvio Romero. DT: Fernando Berón.

Newell´s Old Boys: Aguerre; Gabrielli, Fontanini, Gentiletti y Bittolo; Formica (83´Rivero), Fernández y Moreno (77´Villarruel); Leal, Albertengo (68´Alexis Rodríguez) y Maxi Rodríguez. DT: Frank Darío Kudelka.